padres hija secuestrada por boko haram
Esther y Yakubu, padres de Maida, una de las 200 jovenes secuestradas por Boko Haram en Nigeria

Esther Yakubu aún se siente afortunada. Y eso que su hija Maida, de 18 años, fue secuestrada junto a otras 200 jovenes por los terroristas de Boko Haram en abril de 2014 en Nigeria. Por fin tras una larga espera ha podido tener una buena noticia: su hija sigue viva.

Así lo comprobó el pasado domingo en el vídeo que difundió el grupo terrorista islámico. «Ver a mi hija al lado de un terrorista con municiones alrededor de su cuello no es fácil para una madre», reconoce. «Pero también damos gracias a Dios todopoderoso porque la mayoría de las chicas están muertas, pero la mía está viva».

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Y es que los terroristas usaron a Maida como portavoz en el vídeo lanzado hace unos días en el que aparecía con algunas de las 50 chicas de Chibok (además de imágenes que mostraban los cuerpos sin vida de mujeres jovenes a consecuencia de, según los terroristas, un ataque aéreo).

En ese mensaje, Maida exhorta a sus padres para que presionen al Gobierno de Nigeria para liberarlas a cambio de la salida de prisión de terroristas. El padre, Yakubu Kabu, asegura que cuando vio ese vídeo se sintió «muy triste» al ver a su hija al lado de tipos con pistola, pero no pierde la esperanza: «Doy gracias a Dios porque está viva. Este vídeo nos da la esperanza de que nuestra hija pueda ser rescatada».

Saltando del camión

Maida, uno de los cinco hijos de este matrimonio, era reconocida por todos como una estudiante muy trabajadora. Su meta, sostienen, es la de convertirse en profesora. «Le prometí que ayudarla en todo lo posible para lograrlo», dice Esther.
Otra de las aficiones de Maida, la música, es lo que mantiene firme a su madre. Esther reconoce que aún canta la canción favorita de su hija para recordarla. «Cada vez que quiero recordarla, canto su canción».
Asimismo, Esther Yakubu está furiosa por la «inacción» y pasividad con la que se han mostrado los gobernantes nigerianos respecto a la liberación de su hija y el resto de chicas. «El Gobierno no ha hecho nada, no tenemos ni su ayuda ni su asesoramiento, nada. Las que están libres es porque ellas se escaparon».

Comentarios

Comentarios

Licenciado en periodismo por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Tomó la alternativa en Intereconomía -semanario Alba, La Gaceta, Los Últimos de Filipinas, Dando Caña, 12 Hombres sin vergüenza- de la mano de Gonzalo Altozano y Kiko Méndez-Monasterio, de los que aprendió incluso algo de periodismo. Más tarde escribió para los digitales La Información y Periodista Digital. Viajó a Irak antes que a Roma, le apasionan la Historia y la tauromaquia. Nazareno de Sevilla.