Un grupo de secuestradores detenidos en el Estado de Kaduna, en Nigeria, en el año 2017.
Un grupo de secuestradores detenidos en el Estado de Kaduna, en Nigeria, en el año 2017.

En la noche del 18 de mayo, al menos 17 crsitianos miembros de una iglesia evangélica que restaban reunidos como parte del coro fueron secuestrados en el estado de Kaduna, situado en el centro-norte de Nigeria.

En otra acción similar la misma noche dos personas de una iglesia baptista fueron secuestradas y otra fue asesinada. Al parecer los responsables de los crímenes forman parte de los pastores fulani.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Según ha referido al diario Morning Star News Ezekiel Ishaya, miembro de la Iglesia Evangélica Ganando Todos (ECWA), «cuando estábamos en la iglesia, más de 20 pastores fulani rodearon la iglesia y comenzaron a disparar» pasada la media noche del 19 de mayo.

“Todos estábamos aterrorizados, pero no había manera de que pudiéramos correr porque ya habían rodeado la iglesia. Estaban preguntando por la casa del pastor y amenazaron con dispararnos si no les mostrábamos la casa. Algunos de ellos fueron a la casa del pastor, mientras que otros nos vigilaban».

El otro asalto se produjo al mismo tiempo en el área de Rigasa del condado de Igabi, a 37 kilómetros al norte de Kaduna, una zona en la que se han producido durante los últimos años numerosos ataques contra cristianos por parte de pastores fulani o grupos islamistas radicales.

En 2017 fuer secuestrado el pastor James Effiong Okon, de la Iglesia Apostólica en Zaria. Desde entonces, no se han recibido noticias.

Comentarios

Comentarios