La iglesia parroquial de la Purísima Concepción, de Casas de Fernando Alonso, en la provincia de Cuenca sufrió el pasado martes la profanación de su sagrario, sin daño o robo aparente de cualquier otro objeto de valor pese a que revolvieron la sacristía.

Salvo las hostias consagradas reservadas, la llave del propio tabernáculo y algunas vestiduras sagradas del altar, nada ha sido dañado o sustraído. «No buscaban llevarse posibles objetos valiosos. Cuando esto ocurre se suele forzar la cerradura, se llevan el copón, los cálices… pero las sagradas formas las tiran, aquí ha sido todo lo contrario», se ha lamentado el párroco José Antonio Belinchón a Las Noticias de Cuenca.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Para el presbítero conquense esta actuación selectiva apunta sin duda a que el acto fue perpetrado por adeptos de alguna secta de carácter satánico, que utilizan elementos sagrados cristianos para realizar sus ritos o misas negras.

El robo de algunos objetos sagrados correspondería a la necesidad de los ladrones de certificar ante sus superiores sectarios o ante los compradores del botín la procedencia y la autenticidad del pan consagrado que es, para los cristianos, el mismo cuerpo de Cristo.

La Diócesis de Cuenca ha convocado un acto público de reparación que tendrá lugar el próximo sábado día 5 de octubre a las 19:30 horas en ese templo parroquial.

También te puede interesar:

Comentarios

Comentarios