Awadhesh Kumar fue torturado y humillado por hindúes radicales pertenecientes al grupo Bajrang Dal.

Awadhesh Kumar fue torturado y humillado por hindúes radicales pertenecientes al grupo Bajrang Dal. El único delito que le costó ser golpeado y burlado por sus conciudadanos en la India fue ser sacerdote católico y predicar el cristianismo.

Kumar fue asaltado en su domicilio cuando los agresores se hicieron pasar por policías que iban a someterle a un interrogatorio por una acusación de conversión forzosa al cristianismo.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Después de raparle la mitad de su cabeza, una ceja y parte del bigote, le subieron a un burro para humillarle públicamente y someterle a la vejación de la turba.

Durante cuatro horas, este sacerdote católico soportó los golpes, las burlas y los insultos mientras era arrastrado en burro por la ciudad hasta que fue rescatado por las fuerzas de seguridad indias y puesto a salvo en la comisaría de Orai Kotwali.

Las fuerzas de seguridad han detenido a varios miembros de Bajrang Dal y al barbero responsable de haber rapado al sacerdote, gracias a las imágenes tomadas en fotografías y vídeos del ataque de odio religioso.

La tortura de Kumar se produjo bajo la acusación de que convertía a la fuerza al cristianismo, una acusación que el sacerdote ha negado con firmeza.  “He estado practicando el cristianismo en los últimos años, pero nunca me he empeñado en convertir a nadie”, se ha defendido este sacerdote, a la vez que ha puesto una denuncia contra varios miembros de Bajrang Dal.

También está acusado de haber obligado a hindúes a comer carne de vaca, así como de haber destruido imágenes de diosas y dioses hindúes.

Comentarios

Comentarios