Las autoridades de la provincia de Bangka-Belitung han determinado que los miembros de la minoría islámica de los ahmadía «tienen prohibido realizar activistas para difundir su fe»,  según ha explicado un alto cargo del gobierno local, Fery Insani. Sin embargo, «tienen derecho a vivir en Bangka», ha matizado.

Indonesia es el país con mayor número de musulmanes del mundo; en su mayoría pertenecientes a la confesión chií. Sin embargo, parte del islam ve a los ahmadía y a otras minorías como grupos apóstatas y las organizaciones pro Derechos Humanos han denunciado abusos contra estas comunidades -también de las autoridades-, segun informa Europa Press.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

«Esperamos que la Policía pueda garantizar la seguridad de la poblacion ahmadía en Bangka y que el Gobierno local respete nuestros derechos como ciudadanos», ha subrayado un portavoz de la comunidad desde Yakarta, Yendra Budiana.

Otra minoría islámica perseguida 

Los ahmadía no son los único miembros de una minoría musulmana perseguida por sus «hermano» en la fe. Los yazidíes también sufren restricciones a su libertad religiosa en países como Irak y Siria.

No en vano, de los miles de refugiados que hay en el kurdistán iraquí, huídos de la violencia y el terrorismo del Daesh, son los yazidíes, que viven en peores condiciones que los cristianos huidos de la llanura de Nínive, al sur del país.

Una niña de laminoría musulmana yazidí en un campo de refugiados cerca de Suleimaniya (Irak) /MasLibres.org
Una niña de laminoría musulmana yazidí en un campo de refugiados cerca de Suleimaniya (Irak) /MasLibres.org

Comentarios

Comentarios