Mesa redonda moderada por el arzobispo Bernardito Azua y en la que participaron Carl Anderson, Lars Adaktusson y Thomas F. Farr / Maslibres.org

Los cristianos y otras minorías religiosas como los yazidíes están siendo masacrados a manos de los yihadistas sin que haya habido una movilización internacional real que haya frenado estas matanzas. Por ello, durante el Congreso #WeAreN2016 que se celebra en la sede de la ONU, el director del ‘Religious Freedom Project’ de la Universidad de Georgetown, Thomas F. Farr, ha indicado que “el uso adecuado de la fuerza militar contra Estado Islámico constituye una guerra justa tal y como se entiende en la tradición católica”.

De este modo, este experto en libertad religiosa de la Universidad de Georgetown, perteneciente a los jesuitas, indicó que la situación de Siria e Irak debería llevar a la Santa Sede a “considerar una declaración formal que diga que el uso de la fuerza está plenamente justificado. Esto sería enviar un poderoso mensaje a Estado Islámico y a las naciones del mundo”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La mesa redonda del congreso, organizado por CitizenGO y MasLibres.org y patrocinado por la Santa Sede, se ha centrado en la protección de las víctimas y ha sido moderada porel observador permanente de la Santa Sede ante la ONU,  el arzobispo Bernardito Auza. En ella han participado, además de Thomas F. Farr, el Caballero Supremo de los Caballeros de Colón, Carl Anderson, y el europarlamentario sueco y promotor de la resolución de la Eurocámara contra el asesinato sistemático de estas minorías, Lars Adaktusson.

Farr apuesta por crear «una zona segura, autónoma, multireligiosa y multiétnica, posiblemente en la llanura de Nínive (Irak)

Incluso ha llamado a considerar la creación de una “zona segura, autónoma, multireligiosa y multiétnica, posiblemente en la llanura de Nínive (Irak)”. El director del organismo universitario sobre libertad religiosa aseguró que dicho territorio “proporcionaría un refugio seguro para las minorías”.

Thomas Farr / Maslibres.org
Thomas Farr / Maslibres.org

En este sentido, Farr ha querido destacar la situación “penosa” en la que viven los cada vez menos numerosos cristianos de Siria e Irak. “Son incapaces de poder trabajar, mantener sus familias y sufren los efectos debilitantes del miedo y la incertidumbre”, ha agregado durante su intervención. El director del ‘Religious Freedom Project’ de la Universidad de Georgetown destacó la ayuda humanitaria que las organizaciones cristianas están llevando a los cristianos perseguidos. Sin embargo, ha apostado por hacer mucho más para solventar esta situación.

Farr ha pedido ir a la raíz del problema. Estado Islámico es para él “un terrible síntoma de un conjunto mucho más profundo de problemas”. Para evitar que estos dos países sigan siendo “incubadoras perpetuas” de terroristas hay que ir también de las tensiones entre chiitas y sunitas en la zona.

Adaktusson: “El mundo tiene la responsabilidad de proteger a las víctimas”

Mientras tanto, el europarlamentario Lars Adaktusson ha relatado las grandes dificultades que ha encontrado para conseguir que se condene la violencia contra los cristianos. “No ha sido una tarea fácil”, ha indicado el político sueco, que ha recordado como por ejemplo en 2011 los altos funcionarios de la Unión Europea intentaron evitar utilizar el término “cristiano” como víctimas de un ataque de Al Qaeda contra una iglesia copta en Egipto.

Lars Adaktusson / Maslibres.org
Lars Adaktusson / Maslibres.org

El diputado sueco ha afirmado que en su propio país ha llegado a ser acusado de “movilizar a Europa hacia una cruzada contra los musulmanes” por haber publicado artículos denunciando la persecución a los cristianos en países musulmanes.

Adaktusson: “Tenemos que superar el miedo a participar en un debate serio sobre las raíces de la persecución a los cristianos en Oriente Medio y en otras partes”

En su opinión, “el mundo libre tiene la responsabilidad de ofrecer la protección y la seguridad necesaria a las víctimas de la persecución religiosa” ayudándoles además a volver a sus “lugares de origen”.

Pero para ello, ha añadido Lars Adaktusson, es necesario “desafiar las ideas preconcebidas” de Occidente y así fomentar de verdad la libertad religiosa. ¿Cómo conseguir esto? El parlamentario escandinavo se ha mostrado muy claro: “Tenemos que superar el miedo a participar en un debate serio sobre las raíces de la persecución a los cristianos en Oriente Medio y en otras partes”.

Carl Anderson: “Hay que tomar medidas concretas”

Por su parte, el Caballero Supremo de los Caballeros de Colón, Carl Anderson, ha destacado que “la mayor crisis desde la II Guerra Mundial se da en Oriente Medio donde cientos de personas han sido asesinadas y comunidades enteras han sido desplazadas”.

En su intervención en la sede de Naciones Unidas, Anderson dijo que su organización ha realizado una incesante campaña para que la matanza sistemática de cristianos se considere genocidio. “La depuración religiosa y los crímenes de lesa humanidad no son suficientemente adecuados para lo que está pasando”, ha afirmado.

Carl Anderson: La ONU «debe actuar para asegurarse de que estos grupos vulnerables no sean exterminados»

Además, ha querido dejar claro que “las víctimas lo fueron debido a su fe cristiana” y en este caso “cometer actos intencionados para destruir un grupo o la deportación en masa es suficiente para que se considere genocidio”.

Carl Anderson / Maslibres.org
Carl Anderson / Maslibres.org

Por todo ello, el representante de los Caballeros de Colón ha instado a la ONU a actuar. “Debe actuar para asegurarse de que estos grupos vulnerables no sean exterminados”, ha indicado para añadir también que “bajo el auspicio de Naciones Unidas hay que tomar medidas concretas”. Una de ellas es, según Anderson, “defender los derechos de las minorías religiosas y una primera medida es superar la desigualdad social y jurídica”.

Carl Anderson ha querido incidir en que “muchos de los supervivientes del genocidio no están siendo tenidos en cuenta”. “Las víctimas tienen derecho al apoyo internacional y a indemnización. Si quieren volver a sus casas necesitan apoyo jurídico real y los refugiados que prefieran quedarse en los lugares a los que han ido deben poder hacerlo”, ha apostillado.

Siga aquí todas las noticias del congreso #WeAReN2016.

Comentarios

Comentarios