Carina Mejías, líder de Ciudadanos en Barcelona / C´s

Ada Colau presume de estar muy implicada con las causas sociales y con esas credenciales ha llegado a la alcaldía. Sin embargo, de momento no ha dado señales de vida sobre la campaña iniciada por la asociación Enraizados para que el Ayuntamiento de Barcelona dedique una calle a Isabel Solá, la religiosa barcelonesa asesinada en Haití.

Esta catalana de 51 años pertenecía a la Congregación de Jesús María y en Haití se convirtió en una auténtica mujer todoterreno. Había tanto por hacer que al final su trabajo abarcaba todo tipo de tareas. La religiosa era enfermera y ayudaba también en labores de formación escolar.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Después tras el devastador terremoto que asoló Haití, Isabel Solá puso en funcionamiento un taller de fabricación de prótesis para así ayudar a los numerosos mutilados que dejó el seísmo. Ella misma dirigía aquel taller que ahora los propios haitianos quien lo gestionan. Analizando el perfil de Solá y su atención a los pobres, Colau no debería tener problemas en homenajear a esta vecina.

Isabel Solá (izquierda) y Ada Colau (derecha).
Isabel Solá (izquierda) y Ada Colau (derecha).

Pero, de momento, el que sí se ha manifestado es Ciudadanos. La presidenta del partido en Barcelona, Carina Mejías, ha salido en apoyo de esta iniciativa y se ha ofrecido a presentar la solicitud en el Ayuntamiento pues le parece una iniciativa necesaria en la ciudad.

Comentarios

Comentarios