El Papa Francisco mientras bendecía la vespa de JAF.
El Papa Francisco mientras bendecía la vespa de JAF.

Son 36.000 los kilómetros (desde Pamplona hasta Mongolia) que ha hecho en vespa José Antonio Fernández, conocido como JAF,  para recaudar fondos para el Hospital Monkole en Kinshasa (República Democrática del Congo). Es la aventura que JAF comenzó el pasado 18 de junio y que le mantendrá en carretera hasta finales de agosto.

El objetivo es lograr 100.000 euros. El dinero se destinará a cubrir todo el embarazo y el parto de 100 madres embarazadas; a la atención de 100 bebés en cuidados intensivos de neonatos y pediatría; atención de 60 niños operados en cirugía ortopédica infantil; y a 50 madres enfermas de VIH a las que se les ayudará para sacar adelante un actividad generadora de ingresos, como recoge Alfa y Omega.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El objetivo es recaudar 100.000 euros para atender cientos de madres y bebés del Hospital Monkole en Kinshasa (R.D. Congo)

Antes de comenzar este viaje tan solidario, JAF Fernández relató a  Alfa y Omega que el Papa Francisco había bendecido la moto con la que haría el viaje (en el año 2017 cuando se preparaba para llevar medicamentos al Congo). En aquel encuentro, el Pontífice se interesó sobre todo por el carácter solidario de la aventura. “Se alegró mucho de que el proyecto se dirigiera a gente sin recursos”. Y le pidió que rezara por él y por sus intenciones durante el viaje.

JAF Fernández trabaja en el Centro de Estudios Olímpicos de la Universidad de Navarra y en su tiempo libre desarrolla el proyecto Vespa Extreme – Wheels for Life. JAF viaja por el mundo para tratar de conseguir fondos para la investigación de enfermedades olvidadas que lleva a cabo el Instituto de Salud Tropical de la Universidad de Navarra (ISTUN) –el Instituto se creó en 2011 para investigar enfermedades que afectan a países en vías de desarrollo–.

También te puede interesar: 

La “súpermisionera” española que combate el hambre y la malaria en el Congo

Comentarios

Comentarios