Un empleado discapacitado trabaja en la factoría de Ford de Almussafes, Valencia /EFE
Un empleado discapacitado trabaja en la factoría de Ford de Almussafes, Valencia /EFE

Tres de cada cuatro personas con discapacidad en edad laboral carecen de empleo y su tasa de actividad (38%) resulta 40 puntos porcentuales inferior a la del resto de la poblacion sin discapacidad.  Además, su salario medio es un 16% más bajo y las mujeres con discapacidad sólo representan el 39% de las contrataciones.

Son algunas de las conclusiones que se desprenden del Informe -1-  (íntegro, aquí) del Observatorio sobre Discapacidad y Mercado de Trabajo (ODISMET) de Fundacion ONCE,  presentado este viernes en Madrid, con motivo de la próxima celebración del Día Internacional de los Trabajadores, el uno de mayo.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Según se refleja en el informe, los ciudadanos españoles con discapacidad tienen una tasa de desempleo del 32,2%, 7,8 puntos porcentuales más que la poblacion sin discapacidad. Una de las causas, según señala el estudio, es el nivel formativo: el abandono escolar temprano entre los jovenes con discapacidad (43%) es muy superior al de sus homólogos sin discapacidad (25%), señalando el 70% haber encontrado barreras para acceder a la formación.

Según los responsables del informe, esto evidencia “la necesidad de avanzar hacia un modelo de formación más inclusivo con las personas con discapacidad”.

En este sentido, se observa que la tasa de paro afecta de forma muy importante a los jovenes del colectivo, con un 67,6%, cifra que se contrapone a la de las personas con discapacidad con estudios superiores, que habiendo logrado superar las mencionadas barreras, presentan una tasa de paro inferior a la media nacional, con un 20,3%, siendo la tasa de empleo del 47,2%.

Aumentan las contrataciones

Los últimos datos disponibles sobre contrataciones de personas con discapacidad, referidos a 2014, ofrecen una perspectiva de evolución positiva.

Por otra parte, las mujeres con discapacidad están menos presentes en el ámbito laboral, representando únicamente el 39% de las contrataciones. En cuanto a las condiciones laborales, el informe muestra que el 78 % de las personas con discapacidad tiene un contrato indefinido, y el 84% por ciento un horario de jornada completa.

Existe una gran diferencia en cuanto al salario:   en datos de 2013, las personas con discapacidad ganan un 16% menos de media que el resto de trabajadores, siendo su salario medio anual bruto de 19.138 euros, frente a los 22.801 de los trabajadores sin discapacidad.

También hay un importante número de personas con discapacidad que crean su propio negocio. En 2014 la tasa de empleo por cuenta propia para el colectivo  se situó en el 10,3%,  7,1 puntos porcentuales por debajo de la media general.

Riesgo de pobreza

De acuerdo con los datos recogidos por ODISMET, el riesgo de estar en una situación de pobreza alcanza a 3 de cada 10 personas con discapacidad en España debido al tipo de empleo y al nivel salarial.Este dato es para las personas con discapacidad ocupadas, si se atiende al total de la poblacion con discapacidad en edad laboral, el porcentaje se eleva.

Como refleja el estudio, los Centros Especiales de Empleo, una de las principales familias que componen la economía social, han pasado de los cerca de 26.290 contratos específicos para personas con discapacidad en 2006, a los 68.613 contratos en 2015. Es decir, han aumentado en un 161%. De este modo, el 72% de los contratos específicos de discapacidad se realiza en el ámbito de los Centros Especiales de Empleo, y este porcentaje es del 33,8% si se considera el volumen general de contrataciones para personas con discapacidad.

Analizando estas cifras con una perspectiva temporal se observa que la representatividad de los Centros Especiales de Empleo en la contratación ha crecido desde 2006, tanto si se analizan las contrataciones totales a personas con discapacidad, como analizando en exclusiva las contrataciones específicas, constituyéndose los Centros Especiales de Empleo en un pilar indispensable de la contratación para el colectivo de personas con discapacidad.

Comentarios

Comentarios