Julia, una mujer con síndrome de Down, fue expulsada para no
Julia, una mujer con síndrome de Down, fue expulsada para no "asustar" a las personas que habían acudido a una charla.

Una mujer de 49 años de Cuenca acudía junto a sus hermanas a una charla que organizaba MediSalud -una empresa de salud y bienestar- en un hotel de Motilla del Palancar.

Aunque las versiones difieren sobre si la mujer fue expulsada antes de llegar a la charla o mientras esperaba sentada, el hecho es que un miembro de la empresa se acercó a ellas para derciles que Julia, de 49 años, no podía estar allí «porque iba a asustar a la gente».

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Ante semejante insulto las hermanas decidieron abandonar el lugar, y junto a ellas varias personas más que habían acudido a la charla y que supieron de lo que estaba ocurriendo.

Una actitud así es claramente discriminatoria y a familia está pensando emprender acciones legales contra la empresa.

Medios de comunicación y políticos que defienden en aborto de fetos con síndrome de Down, critican la discriminación con una mujer down

Pero junto a este hecho, otro aspecto ha llamado la atención. Varios medios de comunicación se han hecho eco de la noticia, resaltando la falta de empatía de los trabajadores de la empresa y la discriminación sufrida por Julia.

Curiosamente destaca esta noticia un medio de comunicación que no tiene ningún reparo en defender el aborto libre, el mismo aborto que elimina en España, Gran Bretaña y EE. UU. a casi el 90% de los fetos que presentan síndrome de Down, y en Islandia o Dinamarca casi al 100%.

Y a la ola se han sumado también políticos, como el líder socialista Pedro Sánchez que ha publicado en Twitter su apoyo a Julia.

Pero como ocurre en el caso del diario Público, Pedro Sánchez se ha mostrado orgulloso de la Ley del Aborto de José Luis Rodríguez Zapatero, y feliz de que en 2014 el Partido Popular retirara el proyecto de Ley del Aborto, por lo que se muestra a favor de que antes de las 14 semanas se pueda abortar un feto bajo cualquier circunstancia y hasta la semana 22 en caso de malformación del feto, lo que ha permitido en España la eliminación de cientos o miles de bebés que habrían nacido con síndrome de Down -9 de cada 10 bebés a los que se les diagnostica síndrome de Down son abortados en nuestro país-.

Parece ser por tanto que la diversidad funcional podría enriquecer mucho más a la sociedad, pero determinadas políticas y leyes no permiten que ésta se pueda enriquecer.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Licenciado en periodismo y filosofía, lo que le permitió descubrir Roma. Catalán afincado en Madrid, amante de España y sus diversidades. Ávido lector y cariñoso contador de cuentos en casa.