Etiquetas Mensajes etiquetados con "Albert Rivera"

Albert Rivera

La primera prueba de fuego para el PP, Ciudadanos y Vox serán las elecciones autonómicas en Andalucía que tendrán lugar el domingo 2 de diciembre.

Las conmociones políticas en Europa comenzaron en 2015, cuando la canciller alemana ‘invitó’ a un millón y medio de supuestos refugiados sirios a su país. En España, el meteorito ha sido el golpe de Estado en Cataluña. Desde entonces, el PP y Podemos se hunden y asciende VOX.

Ni a populistas ni a nacionalistas les interesa dejar caer a Sánchez; ¿y a Ciudadanos? El doctor Sánchez, ‘cum laude’ en supervivencia, llegará hasta que le digan que están en su máximo electoral. Y eso quizás sea coincidiendo con las andaluzas para ‘chupar rueda’.

Rivera sostiene que la compraventa de niños a través de los vientres de alquiler se trata de "un método legítimo que en 14 países del mundo es legal". Albert Rivera considera que "intentar ser padre o madre es un derecho" y que no hay derecho a que se gasten más de 100.000 euros.

Y esto te va a llevar a las elecciones de diciembre, a contrapelo; y al cabreo de tus jefes, que son los mismos jefes de Zapatero y de Rajoy. Pero no pasa nada, porque ellos ganan siempre: Rivera es su banquillo. Albert, ya saben.

El ABC -y Ciudadanos- lanzan un órdago y Pedro Sánchez lo ve. El PP de Casado se pondrá de perfil rezando a la Virgen de Lourdes que pase pronto la polémica. La clave está en Ciudadanos. El tema es perfecto como botón de muestra de los males del bipartidismo. Albert mordió en chicha.

Rivera sostiene que España debe liderar, "igual que hizo con la ley de plazos del aborto" o el gaymonio, la regulación de la gestación subrogada. Ciudadanos presentó una 'carroza' en el Orgullo LGTBI de Madrid coimprometiéndose a legalizar los vientres de alquiler.

El problema más grave no es que Sánchez no tenga una política de inmigración -que conjugue la ayuda humanitaria con la seguridad-, lo más grave es que no tiene un proyecto de España. Y por eso permite las nuevas invasiones.

En cuanto los compromisarios del PP eligieron a Pablo Casado los columnistas y tertulianos del Imperio Progre profirieron suspiros de pena. El PP ya no iba a ganar unas elecciones con ese mensaje de ‘ultraderecha’. Pero desde Trump las victorias se consiguen con promesas que contradicen lo políticamente correcto.