Etiquetas Mensajes etiquetados con "Boko Haram"

Boko Haram

Ha pasado un año desde que la estudiante nigeriana Leah Sharibu fuera secuestrada por terroristas islamistas de Boko Haram. La banda terrorista se niega a liberar a la niña porque se niega a abandonar su fe y convertirse al islam.

La niña Leah Sharibu lleva secuestrada desde hace casi un año en Nigeria por islamistas radicales miembros de Bako Haram. La plataforma CitizenGO mantiene una petición por la liberación de Leah Sharibu que ya cuenta con el respaldo de más de 213.000 ciudadanos de todo el mundo.

El Sahel se convierte en escenario de una creciente actividad de grupos islamistas, con el doble de ataques y víctimas que en 2017. El grupo somalí Al Shabaab, vinculado a Al Qaeda y que también comete acciones en Kenia, ha sido un año más el más activo, con 1.515 ataques.

Ser periodista es vocacional porque los periodistas somos ‘esclavos’ de nuestro trabajo, o te gusta muchísimo lo que haces o mueres en el intento… Hoy, te hago una confesión: el Periodismo es una droga, una droga dura.

El Congreso organizado por MasLibres.org y CitizenGO, se centrará en la persecución contra jóvenes y niños cristianos y participarán 17 víctimas del islamismo radical y expertos. Entre los ponentes están el padre Tom Uzhunnail, secuestrado por Daesh, y Rebeca Britus, violada por Boko Haram.

Un Informe del Instituto Tony Blair para el Cambio Global expone cuáles son los grupos más activos y el tipo de víctimas producidas. Los musulmanes las víctimas más frecuentes de los terroristas islámicos, aunque también se destaca la persecución sistemática a las poblaciones cristianas.

Este viernes se cumplen 200 días desde que Leah Sharibu fuera secuestrada en su escuela de Nigeria por Boko Haram. Sus compañeras de presidio furon liberadas el pasado mes de marzo. Todas, menos Leah, que es la única cristiana del grupo.

La menor lleva secuestrada desde el pasado mes de febrero junto a otras 118 niñas, que ya fueron liberadas. Leah Sharibu no quiso renunciar a su fe católica y por ese motivo sigue en manos de sus captores que, con la foto, han presentado una prueba de vida.

Este joven cristiano de Camerún dejó su tierra y su familia con la esperanza de encontrar en Europa una vida más plena. Cruzó Nigeria con la amenaza de Boko Haram, vivió 24 horas de incertidumbre en el Sáhara, pasó por Argelia y estuvo casi dos años en Marruecos hasta que consiguió entrar en Ceuta.