Etiquetas Mensajes etiquetados con "Liberalismo"

Liberalismo

El liberalismo no se parece al socialismo, ni al carnívoro comunista ni al vegetariano socialdemócrata, porque no aspira a cambiar el mundo convirtiéndolo en el nuevo Edén, sino que se basa en el respeto hacia los planes de vida de cada persona.

Muchos presumen de estar a favor de los pobres y la realidad de la pobreza es que ha registrado en nuestro tiempo la mayor reducción de la historia. Pero esa inédita mejora no ha sido consecuencia de las medidas que proponen los pretendidos amigos de los pobres, porque no se ha debido a ninguna revolución socialista

La amenaza comunista no ha desaparecido. El comunismo es una ideología inhumana y liberticida. Pero la fórmula del Frente Popular no deja de ser una probabilidad con todo lo que ello conlleva. El que cuestiona los dogmas de la progresía es tachado de "ultraderechista", "retrógrado", "xenófobo", "homófobo" o "machista".

El nacionalismo agita sin cesar el derecho a decidir cuando no quiere significar nunca que los catalanes decidan libremente, sino solo que decidan separarse de España.

Dice que cada vez que alguien dice 'este país', se está dando argumentos al nacionalismo. José María Marco pone frente al espejo los males que aquejan a España, de la que asegura que ni mucho menos es una nación fallida. Acusa a la izquierda de rendirse -en lugar de enfrentarse- a la ola populista.

Coautora con Jorge Vilches del libro “Contra la socialdemocracia”, reivindica el liberalismo frente a la hegemonía cultural de la izquierda y contra una derecha estatista, volcada en la gestión y carente de ideas: la que va de Rajoy a Montoro, pasando por Soraya Sáenz de Santamaría.

Nuevo vídeo del think tank argentino Fundacion Libertad y Progreso, una vez más para desmontar las mentiras que ha ido extendiendo el populismo socialista sobre el reparto de la riqueza.

Siempre hubo un liberalismo religioso y un cristianismo liberal: nunca fueron volados todos los puentes. Además, con el tiempo, esos puentes se han fortalecido, y la cercanía entre liberales y creyentes ha ido aumentando y consolidándose.

Quijotesco porque, como Gary Cooper, el liberal está solo ante el peligro. Solos ante las políticas socialdemócratas, el intervencionismo del Estado, o la corrupción disfrazada de buenismos de partidos políticos y organismos como el Banco Mundial o Naciones Unidas.