Etiquetas Mensajes etiquetados con "Mariano Rajoy"

Mariano Rajoy

Este escollo, evidenciado en los lazos amarillos que sin duda van a llenar la Diagonal el próximo día 11, la Diada, puede llegar a provocar incluso enfrentamientos en las calles, entre las 'dos Cataluñas', de lo que ya hemos tenido recientemente algún indicio.

Casado escenifica el apoyo de 8 ex ministros de Rajoy, los ‘antisorayos’, con un almuerzo, a lo que Soraya ha respondido con una foto con sus apoyos. Los del PP están nerviosos porque estrenan primarias y ya se sabe que las carga el diablo. De unas salió Zapatero.

De heroína a acusada, de los platós de televisión al banquillo. Ha tardado menos de un año, pero un tribunal ha empezado a juzgar a Juana Rivas por no haber entregado a sus hijos a su padre. No nos olvidemos de los cómplices que tuvo, como Mariano Rajoy y Susana Díaz.

En la semifinal de la ‘carrera’ por el liderazgo en el Partido Popular -cuyo resultado se saldará entre hoy y mañana -algunos candidatos, miembros del partido y analistas políticos han advertido del riesgo de que este proceso de democracia interna no se haya caracterizado precisamente por la transparencia.

La derecha tiene que ser, a mi juicio de viejo observador de este partido, desde que Fraga consolidó la (mala) idea de los 'siete magníficos', más moderna, dialogante con la gente y reformista. El PP, y esa es una de las pocas cosas en las que tiene razón Aznar, ha de refundarse.

Tres son los indicios que nos señalan por dónde va a ir la enseñanza ideológica del nuevo ejecutivo, lo que podríamos llamar ‘mala educación’. El fracaso escolar, la calidad de la enseñanza y la formación del profesorado no parecen las prioridades. La clave está en los ‘valores cívicos’.

George Soros, el multimillonario especulador húngaro, se ha reunido con el nuevo presidente de España de manera extraoficial para, presumiblemente, diseñar la estrategia a tomar por parte del Ejecutivo en los próximos dos años de legislatura.

Creo que Rajoy, hombre de costumbres moderadas y a quien no gusta estresarse, ha obtenido al fin lo que quería: una plaza segura, un sueldo más que decente, los circuitos en bicicleta y quizá volver a las andadas tabaqueras y un buen habano para la larga, larga, sobremesa. Una vida privilegiada de casino y prejubilado con dinero y contando con el aprecio de los suyos.

Casi por primera vez el Partido Popular elige un líder sin designación a dedo o sin la inspiración del "padre" y eso provoca un claro desconcierto entre los aspirantes a suceder a Rajoy.