Etiquetas Mensajes etiquetados con "Progresismo"

Progresismo

Ese empieza a ser el sentimiento: que quien no comparte al milímetro la vulgata progresista no está meramente equivocado, sino que está mal de la cabeza. Lo suyo no es una opinión errónea que deba combatirse en un debate libre y abierto, sino un virus que hay que atajar sin contemplaciones.

Francisco José Contreras, catedrático de Filosofía del Derecho en la Universidad de Sevilla, ha presentado su nuevo libro ‘En defensa del liberalismo conservador’ en el que aporta numerosos datos para distinguir esa posición ideología de otras como el libertarismo progresista, muy entroncado con las posiciones neomarxistas actuales.

Para Lacan la esquizofrenia presenta la forma de un desorden lingüístico en el cual se rompe la cadena significante, quedándonos a la postre con un conjunto de significantes fragmentados incapaces de formar un significado estable.

Smith, que como dijo en Bogotá, lleva toda la vida siendo negra, no le da más importancia a la raza que al pensamiento. Unas pocas palabras, y se carga todo el edificio ideológico que justifica su cargo.

Muchos progresistas son como quienes están felizmente casados con una fantasía y, a pesar de las evidencias abrumadoras en contra, siguen aferrados a ella y a su forma binaria de pensar.

Recuerda a lo que pasó en El País hace tiempo, cuando usaban tanto lo de “presunto” que en una ocasión llegaron a señalar “el presunto fallecido”. ¡Ay estos progres!

Como experta mundial en ‘progretología’ llego a esta clasificación del progre, ordenados de menor a mayor impermeabilidad a la posibilidad de un cambio de opinión. Procede de una conversación con el maldito Patriarcado -mi marido-.

Sin duda alguna la noticia de esta semana ha sido el ya famoso autobús de HazteOir.org. Incluso ha salido en la BBC. Pocas veces una campaña de una ONG ha tenido tanta repercusión en España.

Por alguna razón misteriosa, o que al menos lo parece, existen muchos fenómenos, estudiados por las disciplinas más diversas, que pueden ser descritos mediante tres leyes: no dos ni cuatro, sino precisamente tres.