Después de que los vídeos grabados por David Daleiden desevelasen que la multinacional abortista Planned Parenthood vendía órganos y tejidos de bebés abortados, varios estados de EEUU han tomado medidas para cortar la financiación pública que recibe la multinacional. Ohio ha sido el último estado en sumarse con una nueva ley para cortar el grifo a Planned Parenthood, el cual controla un tercio de los centros abortivos del Estado.

La votación ha tenido lugar este mismo jueves, tal y como recoge Life News, y se ha saldado con un resultado de 59 votos a favor y 32 en contra, convirtiéndose así en el noveno estado en tomar medidas contra Planned Parenthood después de que los vídeos sobre el comercio con partes de bebés vieran la luz el pasado año.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El mes pasado, la legislación para retirar la financiación de Planned Parenthood (H.B. 294) fue aprobada por el Senado de Ohio con una votación de 22-8. Esta legislación fue encabezada por los políticos Margaret Conditt y Bill Patmon, y ha significado el recorte de 1 millón de dólares anuales en fondos federales a la compañía abortista más grande del país.

Esta propuesta fue aprobada por la Cámara de Ohio (62-30) y ha sido votada con pequeños cambios realizados por el Senado, para convertirse en proyecto de ley. La HB 294 se encuentra ahora en la mesa del Gobernador John Kasich, que ya ha firmado 16 iniciativas en favor del derecho a la vida en Ohio, por lo que se prevé su ratificación inmediata.

Esta legislación, que se considera prioridad en la Agenda del Derecho a la Vida de Ohio, recibió un renovado interés tras la publicación de los vídeos que incriminan a Planned Parenthood en el comercio con bebés abortados. En diciembre, el fiscal general de Ohio, Mike DeWine, reveló que los centros de Planned Parenthood tienen contratos con empresas que vierten los restos fetales en vertederos.

“Los líderes pro-vida han mostrado cómo responder a las atrocidades del aborto”.

Stephanie Ranade Krider, directora de Ohio Right to Life (Derecho a la Vida de Ohio) ha afirmado que conseguir esta ley era una prioridad absoluta para el derecho a vivir. “Gracias al duro y cuidadoso trabajo de la cámara de Ohio y del Senado, los contribuyentes pro-vida de Ohio como yo estaremos protegidos de la industria del aborto”, asegura.

Además, añade que “es una victoria increíble para la causa pro-vida en Ohio y para el movimiento pro-vida a nivel nacional; una recompensa para el esfuerzo del colectivo por cortar la financiación a la cabeza de la industria abortiva: Planned Parenthood”.

“Los líderes provida de Ohio han mostrado al público cómo responder a las atrocidades del aborto”, ha dicho Krider. “Con compasión y con valor moral, la Cámara y el Senado han entregado al gobernador Kasich una legislación que será histórica. Esta ley marcará el extraordinario momento en el que Ohio decidió salir del negocio del aborto”.

Ohio se decanta por la vida

De acuerdo con un nuevo sondeo, una gran mayoría los habitantes de este estado quiere que se corte esta financiación y que el dinero se emplee en centro sanitarios en beneficio de la comunidad. Según los encuestadores, el 64% de los residentes de Ohio cree que el Congreso debe de poner fin a los fondos de los contribuyentes destinados a Planned Parenthood, que recibió más de 528 millones de dólares en 2014.

Un porcentaje más alto (68%) cree que los contribuyentes no deben financiar ningún grupo del tipo Planned Parenthood y que el Gobierno debería invertir ese dinero en subvenciones a los miles de centros de salud del país que brindan una atención completa a mujeres y a sus familias.

Casey Mattox, consejero principal de Alianza en Defensa de la Libertad, declaró que la legislación es constitucional y que está en perfecta armonía con las leyes federales del país. Julie Moore, directora de un centro de salud dedicado a facilitar las decisiones a mujeres embarazadas, testificó como representante de toda la red de centros que ayudan y asisten a mujeres embarazadas que se enfrentan a embarazos no planeados.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Empezó estudiando ADE y acabó en Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos. Periodista vocacional y lector voraz. Anteriormente en Worth Sapiens Consultants.