La presidenta de la Asociación Española de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos.
La presidenta de la Asociación Española de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos.

La Asociación Española de Abogados Cristianos demanda a la Consejería de Sanidad del Principado de Asturias ante el Tribunal Superior de Justicia de la región por no sancionar a dos centros de abortos por publicidad engañosa. Las clínicas a las que se refiere la demanda son la Clínica Belladona de Gijón y Buenavista y Sirona de Oviedo.

La organización de juristas denuncia que “las dos clínicas violaron reiteradamente la legislación sanitaria facilitando información falsa en sus páginas web con el único objetivo de incitar a las mujeres a abortar y, así, hacer negocio”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, desvela que “los dos centros modificaron la información de sus webs tras la denuncia de Abogados Cristianos”. Por ello, se cuestiona: “si no estaban cometiendo ninguna ilegalidad, ¿por qué la cambiaron?”.

Castellanos denuncia que estos centros niegan públicamente las posibles secuelas del aborto cuando “la justicia ha reconocido indemnizaciones, en algunos casos millonarias, a algunas de sus pacientes por los daños irreversibles e incluso en algún caso la muerte, provocada por dicha intervención”. “Es incomprensible que nieguen públicamente las posibles secuelas del aborto cuando tiene la obligación legal de entregar un consentimiento informado a sus pacientes que detalla todos los posibles daños que puede provocar esta práctica”.

Polonia Castellanos desvela además de que “ninguno de los dos centros tenía autorización para hacer publicidad en su página web, motivo por el cual ya fueron sancionadas gracias a las denuncias de Abogados Cristianos”. Critica que “todo lo que rodea al negocio del aborto está siempre rodeado de ilegalidades”. Y condena que “la sanidad pública siga financiando a estas empresas que ponen en riesgo la salud de las mujeres, violando las leyes, con el único objetivo de enriquecer a sus dueños”.

Comentarios

Comentarios