El acompañamiento es una parte fundamental de los cuidados paliativos
El acompañamiento es una parte fundamental de los cuidados paliativos

El Hospital de Alcalá de Henares no recurrirá la decisión de un juez de ordenar seguir con el tratamiento de una paciente con una enfermedad neurodegenerativa a instancias de su familia..

El pasado 10 de julio, el juez de instrucción número 6 de Alcalá de Henares estimó las medidas cautelares solicitadas por la Asociación Española de Abogados Cristianos para que se continúe el tratamiento a la paciente. Las mismas fuentes han señalado que la paciente a la que se refiere el auto ha sido dada de alta.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El juez acordó que se procediera por parte de «facultativos médicos de este centro hospitalario a la aplicación del tratamiento medico correspondiente, en su caso, la RCP reanimación, en el momento en el que lo necesite».

La solicitud de medidas cautelares se interpuso después de que la familia de la afectada denunciara que el centro les informó de que «si la mujer tiene una recaída no van a reanimarla», en contra de su voluntad.

El juez señalaba en su auto que conforme a los informes remitidos no hay razón para «dejar de aplicar el tratamiento correspondiente»

Fuentes de este hospital señalaron a Europa Press que el caso «no tiene nada que ver con debates» como la eutanasia, sino que «en todo momento» se está tratando a la paciente con las «mejores condiciones posibles».

El juez señalaba en su auto que conforme a los informes remitidos no hay razón para «dejar de aplicar el tratamiento correspondiente, en su caso, RCP, al momento en el que, eventualmente, la paciente lo pudiera necesitar por su evolución clínica».

«La decisión medica clínica se deberá tomar respecto al paciente concreto, y en atención a las circunstancias concurrentes en el momento que se presente por su evolución clínica, con total respecto a la autonomía del mismo o persona que legalmente le represente, y siempre orientada a la protección a la salud en los términos previstos en el artículo 43 de la CE», recoge el auto judicial.

Por su parte, el Hospital Príncipe de Asturias sostiene que el caso «no tiene nada que ver con debates» como la eutanasia, sino que «en todo momento» se está tratando a la paciente con las «mejores condiciones posibles».

En declaraciones a Europa Press, matizó que todas las medidas se han aplicado «de forma habitual» y que han valorado que la «aplicación de otras técnicas agresivas e invasivas» no beneficiarían a la paciente, ya que serían «encarnizamiento terapéutico» (un sufrimiento al paciente sin aporta beneficio).

A continuación, detalló que la paciente se encuentra en «situación clínica muy compleja» a raíz de una enfermedad neurodegenerativa desde hace más de 20 años, por lo que han valorado que «si la paciente entra en parada, no deben aplicarse técnicas avanzadas de reanimación».

«Los profesionales han informado en todo momento a la familia de estas circunstancias», añadió el centro, que explicó que debido «al rechazo de la familia al seguimiento de estas medidas» han puesto en conocimiento del Juzgado de Guardia de Alcalá de Henares estos hechos y se remitió un informe de la asistencia.

Comentarios

Comentarios