Imagen referencial de un bebé de 14 semanas de gestación.
Imagen referencial de un bebé de 14 semanas de gestación.

El Poder Legislativo del Ecuador esta en medio de un complejo proceso de reformas a su Código Penal y las feministas más radicales han aprovechado la oportunidad para ampliar la despenalización del aborto en el país.

El pasado martes 1 de enero, la Asamblea Nacional de la República del Ecuador (ANRE) dio “carta blanca” para que una centena de propuestas de cambios al Código Orgánico Integral Penal (COIP) se discutieran en sesión plenaria.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Amparo Medina, una experimentada provida ecuatoriana y antigua funcionaria de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), sintetiza bien el panorama: “Salve un perro y mate un niño, en definitiva, así viene los artículos de reforma al COIP”.

Cuatro artículos de la propuesta de reforma quieren dejar sin penas a quienes practiquen el aborto en cinco causas determinadas y otros tantos pretende aumentar las penas de quienes maltratan a mascotas, llegando, incluso a dar prisión de hasta tres años si matan al animal.

El lobby sobre la Comisión de Justicia

Hasta noviembre de 2018, el proyecto había sido trabajando en la Comisión de Justicia de la ANRE donde, por increíble que parezca, al final todas las propuestas fueron votadas en bloque. O se aceptaban todas o se rechazaban todas.

“Por eso entraron los artículos sobre el aborto junto con otros que combaten la corrupción o sancionan el maltrato animal, por ejemplo”, explica Medina a Actuall.

En la Comisión de Justicia el lobby de la muerte realizó un trabajo intenso. El asesinato de bebés en gestación fue defendido allí por diversas “autoridades” como Nidia Pesántez, representante de ONU Mujeres en ese país, y otras conocidas feministas.

En Ecuador, la legislación vigente permite el aborto solo por dos causas: si la vida o salud de la mujer están en peligro, o por violación a una mujer con discapacidad. Las penas van de 1 a 5 años de prisión

Pero no solo mujeres, también se dio voz al exdefensor público del presidente Rafael Correa, Ernesto Pazmiño, exmilitante del Movimiento Izquierda Revolucionaria; o el falso sacerdote mexicano Julián Cruzalta que dice representar a «Católicos por el Derecho a Decidir”.

En el entorno, muy de cerca y articulando, se encontraba Virginia Gómez de la Torre, vinculada al Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (CEPAM), organización filial de la International Planned Parenthood Federation (IPPF).

Las cinco causales

Las reformas auspiciadas inicialmente por la asambleísta Wilma Andrade, la única representante del partido socialista Izquierda Democrática, terminaron en un paquete de cinco causales para no penalizar el aborto.

En Ecuador, la legislación vigente permite el aborto solo por dos causas: si la vida o salud de la mujer están en peligro, o por violación a una mujer con discapacidad. Las penas van de 1 a 5 años de prisión.

El paquete de reformas propone ahora, a través de cuatro artículos, modificar el actual 150 para permitir el aborto en casos de relación sexual con una menor; relación incestuosa; o violación a una mujer adulta, en general; así como en inseminación artificial no consentida, o si se detectan malformaciones que «haga inviable la vida» del bebé.

Como el Legislativo es unicameral, habrá solo dos debates, uno para discutir y evaluar las propuestas, recogiendo sugerencias de modificación; y otro para discutir la propuesta final de reformas y votar sus artículos

Para Amparo Medina es “abusivo y extremadamente doloroso ver como se está utilizando el drama y la tragedia de niñas y mujeres que han sufrido violencia sexual para legalizar el asesinato de inocentes”.

“Po eso queremos que los asambleístas eliminen de la reforma propuesta al COIP los artículos 147, 148, 149 y 150 que quieren abrirle al aborto las puertas del Ecuador; queremos un país libre para poder nacer, donde todos los niños puedan vivir y no haya derecho para matar”, subraya.

Lo que viene

Aprobada en noviembre la “plancha” con las más diversas propuestas al COIP, fue autorizado el primer debate legislativo en el pleno de la ANRE, cuya primera parte se realizó el pasado 3 de enero.

Como el Legislativo es unicameral, habrá solo dos debates, uno para discutir y evaluar las propuestas, recogiendo sugerencias de modificación; y otro para discutir la propuesta final de reformas y votar sus artículos.

Entre uno y otro debate, la Comisión de Justicia es quién reformulará la propuesta con las sugerencias que reciba. Cada debate puede realizarse en más de una sesión.

Este martes 15 de enero darán continuidad al primer debate iniciado el dia 3, donde se registró ya un duro enfrentamiento entre parlamentarios abortistas y provida.

En esa sesión la asamblea parecía estar dividida entre esas posiciones por la mitad. Providas y abortistas tendrán que disputar, palmo a palmo cada uno de los 137 legisladores.

Las abortistas quieren que se apruebe el próximo 8 de marzo, para «festejar» el Día Internacional de la Mujer.

Comentarios

Comentarios