Año y medio de cárcel para la activista canadiense Mary Wagner por intentar evitar un aborto

Todo esto pasó el 12 de diciembre de 2016, y también el 12 de diciembre de 2015. Y es que se trata de una fecha especial, pues es el día de la Virgen de Guadalupe. A la conocida activista no le importa pasarse navidades entre rejas. Es la Jesús Poveda canadiense.

0
2879

Mary Wagner entró en un abortorio a repartir rosas y pedir a las futuras madres que no matasen a sus hijos, que cuidasen de ellos. Lo hizo a pesar de que la policía le advirtió que no podía entrar en el centro, que si quería protestar lo hiciese desde fuera. Ahora se enfrenta a 18 meses de cárcel.

Todo esto pasó el 12 de diciembre de 2016, y también el 12 de diciembre de 2015. Y es que se trata de una fecha especial, pues es el día de la Virgen de Guadalupe, la patrona de los no nacidos. 

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Wagner ha pasado más de 4 años y medio en prisión, y puede pasar otros 18 meses más, pero con toda seguridad en cuanto salga volverá a acudir a un centro abortista por si puede salvar alguna vida.

Y ese es el motivo, su perseverancia, por el que la justicia canadiense quiere meterla entre rejas. No se puede olvidar que ha sido detenida un total de 10 veces.

“Entró y empezó a preguntar a las mujeres embarazadas: ‘¿Estás segura de que quieres matar a tu bebé?'”

Su forma de actuar no cambia a pesar de los años. Entra en el centro, e intenta evitar un aborto. La testigo Lupovici, que se encontraba el 12 de diciembre en el abortorio, lo relató así en el juicio:

“Entró y empezó a preguntar a las mujeres embarazadas: ‘¿Estás segura de que quieres matar a tu bebé?’, ¿Por qué elijes quitarle la vida a tu hijo no nacido?’, ¿Te das cuenta de que vas a matar a tu bebé?’, y les decía además que ‘Jesús te ama'”.

“No se podía razonar con ella, causó mucho estrés y malestar entre las presentes, y tuvimos que esperar a que llegase la policía. Hasta entonces las mujeres estuvieron molestas”, reconoce Lupovici.

Su defensa del nasciturus

Hay mucha gente que no entiende la reiterada actitud de la activista provida, sobre todo porque cumpliendo una serie de normas, como protestar a más distancia de los centros abortistas, podría evitar la cárcel, pero desde hace tiempo Mary Wagner dejó clara su postura con una carta que se publicó en varios medios:

“Los ninos que ese día van a ser asesinados no tienen a nadie que vaya a luchar por ellos”

“La gente a menudo me pregunta si no podía simplemente quedarme fuera de la zona en la se me ha prohibido entrar, y de esa manera, evitar el arresto. Pero cuando me plantea esta cuestión se olvidan algo: los ninos que ese día van a ser asesinados no tienen a nadie que vaya a luchar por ellos. ¿Vamos a dejar de acudir a la clínicas y abandonarlos a ellos y a sus madres por obedecer una restricción inmoral impuesta por las autoridades?”.

“Si pensamos simplemente en que podemos ser arrestados o no, perdemos de vista a Cristo, escondido en ‘el angustiante disfraz de los pobres’. Unos ninos tan pobres que no podemos ni verles ni escucharles”.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Madrileño, de familia numerosa. Comenzó a estudiar Historia aunque pronto se cambió a Periodismo. Se licenció por la Universidad Complutense de Madrid y desde entonces no ha parado. Ha trabajado para las agencias de información Colpisa y Europa Press, para el departamento de comunicación de LaSexta y ha logrado saborear la experiencia de trabajar en papel gracias al periódico La Razón.