Toys R Us declara la quiebra de la compañía.

A principios de este mes, la conocida empresa de juguetes Toys R Us anunció que declaraba la bancarrota y, por lo tanto, cerró o vendió todas sus tiendas en los Estados Unidos.

Las generaciones futuras no podrán comprar en la tienda de juguetes icónica de 70 años de antigüedad, una realidad que se vuelve aún más aleccionadora con la revelación de que las bajas tasas de natalidad tienen que ver con los cierres.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Toys R Us avisó que “la disminución de las tasas de natalidad en los países donde operamos podría afectar negativamente a nuestro negocio. La mayoría de nuestros clientes finales son recién nacidos y niños y, como resultado, nuestros ingresos dependen de las tasas de natalidad”.

La juguetería señaló que “en los últimos años, las tasas de natalidad de muchos países han disminuido o se han estancado a medida que la población envejece, y la educación y los niveles de ingresos aumentan. Una disminución continua y significativa en el número de recién nacidos y niños en estos países podría tener un efecto material adverso en nuestros resultados operativos”.

El descenso del número de bebés se debe principalmente a que las mujeres retrasan o evitan el embarazo, además de tener abortos

Estados Unidos ha luchado durante mucho tiempo contra las bajas tasas de natalidad. The Washington Post ha informado que estas tasas han disminuido desde la Gran Depresión, aunque recientemente han alcanzado su nivel más bajo. El descenso del número de bebés se debe principalmente a que las mujeres retrasan o evitan el embarazo, además de tener abortos.

La juguetería ha matado a su propios clientes

Al final, Toys R Us acaba de ser el primero de muchos negocios que enfrentan la misma verdad demográfica: el crecimiento económico es extremadamente difícil sin crecimiento de la población.

Sin embargo, es curioso que Toys R Us atribuye su cierre al invierno demográfico cuando anteriormente la empresa habría donado al mayor abortorio de EEUU, Planned Parenthood, que comete más abortos que cualquier otra organización en el país. Por lo tanto, la propia compañía de juguetes ha contribuido a matar a sus futuros clientes, lo que significa una pérdida de ingresos además de la vida de miles de inocentes.

Contribuir al cierre de tantas tiendas conocidas no es el único ejemplo de problemas de fertilidad a nivel nacional; es solo una de muchas consecuencias. Sin embargo, todavía hay quienes afirman que el mundo está superpoblado, y estas preocupaciones a menudo se utilizan como argumento a favor del aborto.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Natural de Talavera de la Reina. Graduada en Periodismo y Titulada Superior en Edición en Medios Digitales por el Centro Universitario Villanueva. Sus primeros pasos en el mundo del periodismo fueron en Europa Press, RNE, Castilla-La Mancha TV e Intereconomía TV.