Una bandera de Brasil defiende la dignidad de la vida humana frente al aborto y las drogas.
Una bandera de Brasil defiende la dignidad de la vida humana frente al aborto y las drogas.

(Agencias/InfoCatólica) Algunos proponentes aseguran que esto no tiene como objetivo dar marcha atrás con las excepciones en que el aborto ya ha sido decretado no punible (violación, riesgo de vida de la madre y anencefalia), pero los opositores creen que el objetivo final sea prohibir el aborto en cualquier circunstancia.

Ayer, el Senado brasileño desarchivó en su primera sesión deliberativa, una propuesta de enmienda de la Constitución que podría derivar, según sus críticos, en la prohibición total del aborto (incluso en los casos en que hoy es considerado no punible).

El senador Eduardo Girao, del partido Podemos, que respalda al presidente, Jair Bolsonaro, fue el impulsor de la iniciativa. Quienes defienden la propuesta afirman que los casos de aborto contemplados bajo la ley serán preservados, sin embargo otros senadores afirman que podría devenir en un retroceso y que echará por la borda las excepciones vigentes.

La enmienda, explica la agencia AnsaLatina, sería el sueño de los pro-vida brasileños porque pondría fin a las «interferencias» del Supremo Tribunal Federal, que en 2012 autorizó la suspensión del embarazo de fetos anencéfalos.

El aborto está despenalizado en tres causales

El aborto provocado en Brasil, es completamente ilegal según el Código Penal brasileño pero no punible si no hay otra forma de salvar la vida de la gestante, si el embarazo es producto de una violación o si el feto es portador de anencefalia (Código Penal).

En una votación simbólica, explica el diario Folha de S. Paulo, los senadores recuperaron un proyecto del año 2015, del pastor Magno Malta (exsenador por el Partido de la República), que alteraría el artículo 5º de la Constitución. Esto permite que el Senado vuelva a tratar el proyecto de enmienda Constitucional.

El texto actual de la Carta Magna dice que «todos son iguales ante la ley, sin distinción de naturaleza alguna, garantizando a los brasileños y a los extranjeros residentes en el país la inviolabilidad del derecho a la vida». La propuesta agregaría que este derecho está garantizado «desde la concepción».

Solamente los senadores petistas Humberto Costa y Paulo Rocha votaron en contra de desarchivar el proyecto. «Volver en el tiempo, retroceder y tomar una decisión en la que haya la posibilidad de la prohibición definitiva del aborto, yo pienso que este proyecto no responde a lo que piensa la sociedad» dijo Costa.

Folha de S. Paulo explica que en la sesión del Senado, los senadores dejaron en claro que desarchivar el proyecto es una respuesta al Supremo Tribunal Fedeal (STF), que el 22/5 pretende juzgar una demanda que discute la posibilidad de aborto en los casos de gestantes infectadas por el virus del Zika. Adicionalmente, aún está siendo procesada en el STF una acción que pide la decriminalización del aborto inducido hasta la 12º semana de gestación.

Quienes defienden la propuesta aseguran que las excepciones en vigor no serán modificadas, inclusive aquellas que el STF todavía tiene por discutir. «Los excluyentes que están en el Código Penal serán respetados. El objetivo no es retroceder en los derechos ya adquiridos. El objetivo es evitar el activismo judicial», dijo Girao, impulsor de la iniciativa.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Comentarios

Comentarios