La Cámara Constitucional de diputados de Chile está ad portas de despachar a Sala el proyecto de Ley con el que se despenaliza el aborto en tres causales: riesgo de vida para la madre, violación y malformaciones en el feto.

El proyecto va con la aprobación de este organismo, que aprobó la semana pasada con 8 votos a favor y 5 en contra las tres causales al igual que los diferentes puntos del acuerdo que buscan regular el aborto en ese país.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Sin embargo, esta decisión no implica que esta práctica ya esté despenalizada en Chile. Como explica Jorge Acosta, director ejecutivo del Instituto Res Pública, hasta el momento sólo se ha aprobado el proyecto como un todo en la Cámara.

“Estos días se ha estado discutiendo artículo por artículo y el presupuesto para el proyecto, y luego a la sala de la Cámara”, agrega Acosta.

De llegar a quedar aprobada, la discusión irá ahora al Senado, donde tendrá que someterse a los mismos debates. “Si todo esto sale bien y no tiene revisiones adicionales, luego será votado por el Congreso en pleno”, añade.

Así las cosas, falta mucho tiempo para que el aborto sea despenalizado en el país austral, pues aunque el Gobierno podría impulsar la iniciativa con un mensaje de urgencia, Acosta considera que es poco probable que lo haga.

“Creemos que las señales son negativas, pues se está avanzando en una línea que nosotros consideramos equivocada, que es dejar de respetar el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural”, agrega el líder de la organización Siempre por la Vida, José Francisco Lagos. “Todavía falta un largo camino, una larga discusión, y hay cosas que pueden cambiar”, matiza el analista.

Cambio en el texto, motivo de la aprobación

Contrario a lo que se esperaba, los parlamentarios del partido Democracia Cristiana apoyaron el proyecto luego de que el Gobierno cambiara una parte de la redacción del mismo. La nueva frase da a entender que las mujeres que tuviesen embarazos complicados tendrán un acompañamiento integral si no recurrían al aborto.

“Esto hizo ver a los parlamentarios cristianos que el Gobierno estaba planteando opciones diferentes al aborto y que su opinión estaba siendo tomada en cuenta”, explica Acosta.

Sin embargo, para el provida la modificación es “pura poesía”, puesto que no hay un proyecto concreto de acompañamiento ni el presupuesto suficiente para el mismo.

“El Gobierno estima unos 40 dólares por mujer para hacerles el acompañamiento pero es claro que eso se reducirá a un panfleto, porque con ese dinero no se puede hacer nada”, afirma Acosta.

Sin embargo, para éste chileno las votaciones son una muestra de la bajeza de la clase política chilena,  que se guía más por el peso de los votos que por los argumentos o las razones científicas.

“Los parlamentarios oficialistas solo pedían votar cuanto antes, no escuchaban argumentos porque querían bloquear a la oposición.  Es un juego de mascaras donde lo que importa son los votos”, asegura.

La estrategia a seguir

“Aún quedan muchos caminos por defender la vida, sin duda institucionalmente la batalla no está perdida”, asegura Lagos, quien recalca la importancia de los Senadores de la coalición de Gobierno que públicamente han manifestado su inconformidad con el proyecto de aborto.

A su postura se suma el sacerdote provida Francisco Astaburuaga, quien invita a “aquellos que se dicen representantes del humanismo cristiano” a que tomen conciencia “del gran deber que tienen ante el país y legislen para defender y proteger los derechos humanos”.

“Aún se puede recurrir al Tribunal Constitucional, por tratarse de una ley que vulnera claramente el derecho a la vida del nino que está por nacer, siendo éste un bien jurídico protegido por nuestra carta fundamental”, señala Lagos como estrategia alterna.

Sin embargo, la organización provida no deja de lado el poder de la movilización social y está convocando una manifestación a favor de los ninos por nacer el lunes 21 de marzo a las 13.00 horas de Chile en la Plaza de la Constitución bajo el lema #NoLosDejaremosSolos.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Corresponsal en América Latina. Ha trabajado para El Mundo, para ValorFuturo, para la Agencia EFE, en Noticias RCN y editora en Periódico en Directo.