Las nuevas técnicas como el ultrasonido y la fertilización in vitro han puesto al alcance de muchas parejas la posibilidad de conocer de manera prenatal el sexo del bebé. La Asociación Médica Canadiense ha publicado un estudio donde advierte que en los últimos años Canadá se ha convertido en un «paraíso para los padres que desean abortar a ninas», no en la sociedad canadiense, sino entre los inmigrantes residentes en Canadá procedentes de países como India, Asia o Vietnam.

Aunque Canadá es un país donde los ninos, sin importar su sexo, tienen los mismos derechos fundamentales, los abortos en ninas han aumentado significativamente. En el estudio se afirma que las mujeres nacidas en Canadá, pero procedentes de familias hindúes han dado a luz a muchops más varones que a ninas.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

En los últimos 10 años más de 4.000 ninas de familias hindúes no llegaron a nacer

Según el estudio, la proporción normal de nacimientos entre bebés masculinos y femeninos en Canadá es de aproximadamente 105 varones por cada 100 nacimientos de ninas. Sin embargo, entre las madres inmigrantes de la India que ya tienen dos ninas, la proporción salta a 138 varones por cada 100 ninas. Y entre las madres de tres ninas, esa proporción alcanza a 166 varones nacidos por cada 100 ninas. Los autores del estudio estiman que en los últimos 10 años, más de 4.000 ninas no llegaron a nacer.

En 2014, una declaración conjunta de la Sociedad de Obstetras y Ginecólogos de Canadá y la Asociación Canadiense de Radiólogos pidió que se pusiera fin al uso de las herramientas de ultrasonidos para detectar el sexo del bebé en el vientre de la madre, señalando que «el fenómeno del feticidio femenino en América del Norte es ejecutado por algunos grupos étnicos de manera sistemática».

Una periodista canadiense denuncia que aborto selectivo siempre va seguido de la noticia de que el bebé es niña

La columnista el periódico Toronto National Post, Robin Urbacks ha publicado un artículo criticando el aborto selectivo en base al sexo del bebé. Urbacks denuncia que el aborto selectivo siempre va seguido de la noticia de que el bebé es niña. «Por lo general, cuando se habla de aborto, la atención se centra en la mujer y sus opciones y no las del bebé, pero en el caso de los abortos selectivos en relación al sexo del feto, la decisión tiene que ver con el hecho de que la madre prefiere tener un bebé varón».

Urbacks explica en su artículo que, «uno podría intentar argumentar que el abortar fetos femeninos en Canadá evitaría que otra niña crezca en una familia de otra etnia en la que será considerada como persona de segunda clase, pero esta sería la peor manera de resolver un fenómeno cultural inaceptable. De hecho, en lugar de poner remedio a ese feminicido, más bien se está permitiendo».

El médico del Hospital Saint Michael de Toronto, Marcelo Urquia, afirma en el informe que «en Canadá es ilegal utiliza la fertilización in vitro para seleccionar el sexo del bebé». Sin embargo, en las semana 14 de embarazo el ultrasonido puede mostrar el sexo del bebé y la madre puede optar por abortar, sin necesidad de explicar sus motivos.

Comentarios

Comentarios

Compartir
​Madrileña, ​G​raduada en ​P​eriodismo y ​C​omunicación ​I​ntegral por la ​U​niversidad Francisco de Vitoria. Graduada en ​L​ocución de ​R​adio y ​D​oblaje de ​C​ine. Comenzó en el periódico universitario, ​se ha formado en ​E​uropa ​P​ress​ y colabora como bloguera en The Shed Coworking​. Está ​comprometida con la vida y los valores​ ​poniendo su voz allí donde lo importante este.