La plataforma CitizenGO reclama desde hace meses la retirada de una propuesta del partido holandés D66 para poner a disposición de los ciudadanos mayores de 70 años «cansados de vivir» una pastilla venenosa para que acaben con su vida.

La petición, lanzada el pasado mes de septiembre, ha concitado el apoyo de cerca de 18.000, que insta a los miembros del Parlamento holandés a que frenen el proyecto basado en una idea del juez del Tribunal Supremo holandés Huib Drion que en los años 80 del pasado siglo promocionó la idea de poner a disposición de las personas mayores una pastilla venenosa letal.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El Ejecutivo holandés, que ha puesto en marcha el proyecto realizando estudios preliminares sobre el grupo de población al que estaría dirigido, pervierte así el acuerdo alcanzado entre los cuatro partidos que conforman la coalición de gobierno.

Esta coalición acordó en 2017 descartar una propuesta que abogaba porque las personas mayores «cansadas de vivir» recurriesen al suicidio asistido. Aún más, se había acordado que no se pondría sobre la mesa ninguna propuesta para avanzar en el suicidio asistido.

Sin embargo, también acordaron que el partido liberal D66, que forma parte de la coalición, podría presentar la propuesta por su cuenta, confiando en que no encuentre los apoyos necesarios.

Así las cosas, según informa ABC, el Gobierno no espera tener un proyecto de ley sobre esta cuestión antes del fin del verano. En todo caso , la difícil coalición de gobierno podría romperse si se sigue por esta senda, dado que la minoritaria Unión Cristiana no está dispuesta a apoyar la medida.

Comentarios

Comentarios