Sicilia Kariuki es ministra de Sanidad del gobierno de Kenia.
Sicilia Kariuki es ministra de Sanidad del gobierno de Kenia.

La organización internacional CitizenGO ha logrado que el gobierno de Kenia haya prohibido a la industria abortista británica Marie Stopes ofrecer sus servicios de eliminación de seres humanos antes del nacimiento en el país africano.

El pasado mes de septiembre CitizenGO denunció que, pese a que la práctica homicida está prohibida en el país, salvo en los casos de práctica médica en los que se estipule que es la única vía para salvar la vida de la madre, la organización abortista realizo una campaña de publicidad en la que ofrecía “una solución para el embarazo” a aquellas mujeres que se hubieran quedado encinta.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La campaña estaba dirigida a la ministra de Sanidad del país, Sicilia Kairuki y reclamaba una investigación sobre la campaña publicitaria y las actividades tendentes a eliminar seres humanos durante su vida prenatal.

Segn detalla la BBC, el jefe de la agencia gubernamental a cargo de aprobar los anuncios, Ezekiel Mutua, dio la bienvenida a la prohibición y acusó al gobierno anterior de los Estados Unidos de causar una decadencia moral en Kenia al promover el aborto.

Con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, se recuperó la política ‘Ciudad de México’ que prohibe la financiación de organizaciones abortistas que promuevan su negocio en el extranjero.

Las autoridades kenianas ordenaron a Marie Stopes que “cese y desista de ofrecer cualquier tipo de servicios de aborto en todas sus instalaciones dentro de la república” así como a remitir un infrome semanal sobre todas sus actividades.

También te puede interesar:

Destapan las irregularidades de la multinacional del aborto británica Marie Stopes

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nicolás de Cárdenas fue inoculado por el virus del periodismo de día, en el colegio, donde cada mañana leía en su puerta que “la verdad os hará libres”. Y de noche, devorando los tebeos de Tintín. Ha arribado en su periplo profesional a puertos periodísticos de papel, internet, televisión así como a asociaciones cívicas. Aspira a morir diciendo: "He combatido bien mi combate, he corrido hasta la meta, he mantenido la fe".