Imagen referencial de maternidad subrogada y vientres de alquiler.
Imagen referencial de maternidad subrogada y vientres de alquiler.
Ciudadanos exige al Gobierno que garantice la inscripción de menores nacidos en el extranjero por gestación subrogada y elimine los obstáculos que, según denuncian, han surgido en los últimos meses coincidiendo con “declaraciones de formaciones políticas contrarias a regular esta forma de formar una familia”.

Los ‘naranjas’ se refieren al bloqueo que sufrieron una veintena de parejas españolas en Ucrania, cuando acudieron al consulado español de la capital del país, Kiev, a inscribir a sus hijos gestados en vientres de alquiler. Sin pasaporte para los menores, explicaron las familias, éstos quedaban en un “limbo” diplomático y no podían regresar con ellos a España.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora
“Abocan a una inseguridad jurídica total a los niños y familias, anteponiendo su ideología a la salvaguarda de sus derechos”, denuncia Ciudadanos, haciendo alusión a las críticas surgidas desde el PSOE hacia la gestación subrogada.

Los de Albert Rivera recuerdan, en este sentido, que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos se ha pronunciado sobre este tema en dos sentencias en las que ha considerado el interés superior del menor como un concepto que debe plasmarse de forma indubitada en el establecimiento de la filiación.

Según el Alto Tribunal la filiación del niño debe quedar acreditada desde su nacimiento, sin que puede verse afectada por los diferentes tratamientos normativos de la gestación subrogada entre el país en que residen los padres internacionales y dónde vivirá el propio menor.

Esta reclamación de Ciudadanos llega a través de una proposición no de ley, recogida por Europa Press, que quieren llevar a debate y votación al Pleno del Congreso.

Rivera pide libertad de voto

Mientras, los ‘naranjas’ tienen pendiente el debate, también en el Pleno, de la toma en consideración de su proposición de ley para legalizar la gestación subrogada en España. Su presidente, Albert Rivera, aseguró que su intención era llevarla a la Cámara Baja en febrero, un año y medio después de su registro en la Cámara baja.

Durante todo este tiempo, Rivera ha intentado conseguir el apoyo de los grupos parlamentarios, que aún no ha conseguido. PSOE y Unidos Podemos se han mostrado en contra de esta práctica, mientras que el PP asegura que hay “distintas sensibilidades” dentro del partido sobre este tema, aunque la actual vicesecretaria general de Comunicación, Marta González, explicó en su día que la “mayoría” no estaba a favor.

Ante este escenario, Ciudadanos ha pedido a los partidos que permitan la libertad de voto, al entender que éste “es un asunto de moral, de conciencia e igual que se ha producido en debates como el del aborto o el divorcio”. Para el presidente ‘naranja’, “ante una ley de esta naturaleza los diputados deben poder votar libremente”. De hecho, ha asegurado “no tener ningún inconveniente” en que sus parlamentarios “puedan debatir con normalidad porque este puede ser también un avance en libertades civiles”.

Comentarios

Comentarios