¿Cómo es un ‘día normal’ desde el punto de vista de los hijos?

Lo que se puede traducir como un día duro para la madre, por otro lado puede ser el mejor de los días para el hijo. Esto es lo que cuenta este vídeo.

0
399

Ser madre es el trabajo más sacrificado del mundo, dura 24 horas al día, 365 días a la semana y no tiene fin, una no se puede jubilar, como mucho reducir la jornada cuando los hijos se van de casa.

Por eso muchas veces las madres terminan ‘su jornada habitual’ agotadas, exhaustas, y con ganas de meterse en la cama. Pero ese esfuerzo y esa dedicación son el mayor regalo que pueden hacerle a sus hijos, y lo que muchas veces no se ve es que ellos son los primeros en agradecerlo.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Lo que se puede traducir como un día duro para la madre, por otro lado puede ser el mejor de los días para el hijo. Ese es el mensaje de Story of this Life que publicó en el pasado Día de la Madre en EEUU, que se celebra el segundo domingo de mayo.

¿Un día duro? dale la vuelta, piensa lo que has hecho por tu hijo y cómo lo habrá visto él.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Sueño con aportar mi granito de arena para cambiar el mundo. Tal vez el periodismo no sea el mejor camino para ello pero es lo que mejor se me da.