La portavoz del PSOE, Adriana Lastra, que ha defendido la proposición de ley para la regulación de la eutanasia, junto a la ministra de Sanidad, Carmen Montón (drcha.)
La portavoz del PSOE, Adriana Lastra, que ha defendido la proposición de ley para la regulación de la eutanasia, junto a la ministra de Sanidad, Carmen Montón (drcha.)

El Congreso de los Diputados -o al menos una pequeña muestra de diputados, porque el hemiciclo estaba medio vacío, y así lo ha manifestado una diputada de ERC- ha aprobado la tramitación de la proposición de ley que pretender regular la eutanasia en España y que ha presentado el Partido Socialista.

Todos los partidos, pese a mostrar leves discrepancias que tratarán posteriormente en las enmiendas han manifestado que votarán favorablemente y solo el Partido Popular y Unión del Pueblo Navarro han afirmado que votarán en contra.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

“Es un día triste. Es hablar de fracaso profesional y social frente a la enfermedad y la muerte”, ha afirmado la diputada popular, Pilar Cortés, después de que la diputada socialista hablar de una día de esperanza, feliz, histórico, por aprobar la regulación de la eutanasia.

Los representantes popular y de UPN –Salvador Armendáriz– han criticado que ponga en marcha la tramitación y se vaya a regular la eutanasia cuando no existe todavía una regulación de los cuidados paliativos, ni se han universalizado. Además ambos han manifestado el peligro de la eutanasia, pues pese a que desde el Partido Socialista se ha querido hablar de una legislación garantista, los dos diputados han hablado del peligro de la pendiente resbaladiza. “Existe el peligro de que la excepcionalidad se generalice”, ha afirmado Cortés.

En su momento también se aprobó el aborto por unos casos extremos, y miren ahora“, ha afirmado Salvador Armendáriz. “Los más desahuciados y débiles serán quienes la recibirán, los que están solos, pues lo que tienen dinero o familia cerca no lo harán”, ha asegurado.

Si es la libertad lo que se quiere preservar, entonces habría que permitir que cualquier persona pueda someterse a la eutanasia sin ninguna limitación

Desde el Partido Socialista y el resto de formaciones se ha manifestado que sería el propio paciente, según sus “valores vitales”, con una discapacidad “grave”, un sufrimiento físico y psíquico “intolerable, insoportable e irreversible”, una “altísima” dependencia a otras personas y con un diagnóstico realizado por un profesional sanitario, quien deberá pedir la eutanasia.

Para ello han apelado a la libertad y la autonomía del paciente para regular la eutanasia, a lo que los partidos que se han opuesto, con mucha lógica, han solicitado que si es la libertad lo que se quiere preservar, entonces habría que permitir que cualquier persona pueda someterse a la eutanasia sin los límites de una enfermedad grave, un sufrimiento insoportable o cualquier otra condición.

Regulando la eutanasia, ha concluido Pilar Cortés, “la eutanasia irá ganando terreno a los cuidados paliativos y la eutanasia irá ganando terreno a la medicina. Holanda es un claro ejemplo, no de regulación, sino de la pendiente resbaladiza”.

También te puede interesar:

Vida Digna: “No hay consenso para legalizar la eutanasia y sí un clamor por los paliativos”

Comentarios

Comentarios