«El Congreso debate sobre el asesinato de caballos pero somos indolentes con el aborto»

En este emotivo vídeo el senador James Lankford deja en evidencia al Gobierno norteamericano y a Planned Parenthood que por un lado dicen que un bebé no es “humano” y posteriormente “lo venden como órganos humanos”.

1

“Llevamos toda la mañana hablando, y escuchando con atención, sobre el problema que supone la masacre de caballos o la supervivencia de las orcas. Pero nos mostramos de lo más indolentes ante el comercio de órganos de bebés abortados en el útero de sus madres”.

Con esta frase, entre lágrimas, evidenciaba el senador republicano de Oklahoma (EEUU) James Lankford la incongruencia del Gobierno norteamericano que, por una parte, financia con dinero público a la multinacional abortista Planned Parenthood y por otra se escandaliza ante los engaños que rodean al negocio del aborto.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El senador denunciaba que Planned Parenthood “dice que no es un bebé, solamente es un conjunto de tejidos, y que la madre puede decidir qué hacer con ello. Pero a continuación toman ese conjunto de tejidos y los venden porque son órganos humanos que se necesitan para la investigación”.

“Sabemos que un bebé de 21 semanas puede sentir dolor. No podemos arrancarle sus miembros como en un aborto»

El republicano Lankford exigía una verdadera protección al nino, tal como se contempla en la Constitución de los Estados Unidos. “Un bebé de 21 semanas científicamente sabemos que puede sentir dolor. No podemos arrancarle sus miembros como sucede en un aborto”, explicaba en el vídeo con la voz quebrada.

Después de pronunciar este desgarrador discurso, el senador inició una campaña para proponer una moratoria de un año sobre la financiación de Planned Parenthood mientras se hace una investigación la multinacional abortista.

Por otro lado, James Lankford envió dos cartas a la administración Obama en las que reclamaba iniciar investigaciones sobre los vídeos de Planned Parenthood. En una de ellas, encabezada por el senador Mike Lee, y dirigida al Fiscal General y al Departamento de Salud y Servicios Humanos, pide que se averigüe si la empresa abortista ha violado la ley federal que prohíbe la venta de tejidos fetales con fines económicos.

En la segunda carta, a iniciativa del senador Joni Ernst, se solicita un informe con todos los datos del Departamento que podrían estar relacionados con la financiación de Planned Parenthood.

Comentarios

Comentarios