El Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Nils Muiznieks.
El Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Nils Muiznieks.

El Consejo de Europa continúa tratando de eliminar la soberanía de los países que forman parte de la Unión Europea con sus recomendaciones, que van más allá de meros consejos y siempre se entienden como líneas a seguir.

Uno de los representantes del Consejo es el Comisario de Derechos Humanos, ahora el letón Nils Muiznieks, y dentro de la protección de estos derechos una de las batallas es el velar por el derecho al aborto. Una de las piedras de toque es Malta, un país donde la legislación prohíbe cualquier tipo de aborto y se defiende la vida del bebé desde la concepción.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

En un artículo publicado en el diario Times of Malta Muiznieks ha recriminado a Malta su postura en materia de aborto y ha afirmado que «la restrictiva legislación en aborto ha puesto en peligro los derechos de las mujeres«.

«El acceso al aborto seguro y legal representa una parte intrínseca de las obligaciones en Derechos Humanos de los Estados MiembroS»

Según Muiznieks, el aborto es un tema tabú y «es necesario que la discusión sea bien informada y evite conceptos erróneos«. Pero curiosamente muchas de las legislaciones en materia de aborto no obligan a informar a las mujeres sobre las consecuencias del aborto, se ofrecen ideas falsas, y se deja a un lado la ciencia, que habla de que desde el momento de la concepción existe otro ser humano, con su propio ADN, totalmente diferente al de la madre, para hablar sólo de «es mi cuerpo».

Para el Comisario de Derechos Humanos, tras analizar los estándares de los Derechos Humanos de los Estados Miembros del Consejo de Europa, «los derechos de las mujeres no se pueden proteger sin asegurar el acceso seguro y legal al aborto«. «El acceso al aborto seguro y legal representa una parte intrínseca de las obligaciones en Derechos Humanos de los Estados Miembros», ha insistido en su artículo.

El comisario explica cuáles deben ser los pasos que se deben dar de cara a poner en práctica la preservación de estos derechos. El primero sería que «los líderes políticos y de opinión promuevan un debate sobre el tema«, y luego prosigue con otros pasos. ¿Pero ya da por hecho, entonces, que ese debate resulte favorable al aborto. ¿Pero y si la sociedad no lo acepta? ¿Se pasa igualmente al segundo punto y que «los legisladores corrijan la legislación para que esté en línea con los estándares de los Derechos Humanos»?

Comentarios

Comentarios