Tras las elecciones presidenciales y parlamentarias del 27 de octubre en Argentina, la causa provida en el país se enfrenta a un panorama complejo, con un nuevo presidente, Alberto Fernández, que ofreció legalizar el aborto.

En diálogo con ACI Prensa, Santiago Santurio, director de Votá 2 Vidas, señaló que “estamos en un escenario complejo, donde el Congreso tiene una mayoría en diputados verde, abortista, y por el otro lado, en el Senado, hay una mayoría provida, pero una mayoría muy frágil”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Santurio advirtió que esta mayoría en el Senado argentino es muy escasa, y “hay algunos senadores que si bien votaron en contra (del aborto) en el 2018, tenemos dudas de que vuelvan a votar así en el caso de que se abriera un nuevo debate”. “Es compleja la situación”, añadió.

El 27 de octubre, Alberto Fernández, que lleva en su equipo como vicepresidenta a Cristina Fernández de Kirchner, ganó las elecciones presidenciale con 48.1% de los votos. En segundo lugar quedó el actual presidente de Argentina, Mauricio Macri, con 40.37%.

Fernández de Kirchner fue presidenta de Argentina en dos periodos entre 2007 y 2015. Antes de eso, entre 2003 y 2007, fue primera dama del país cuando gobernó su fallecido esposo Néstor Kirchner.

Las elecciones parlamentarias dejaron como saldo 150 diputados abortistas contra 113 a favor de las dos vidas. En el Senado, 37 de los ganadores se han manifestado como providas y 34 como promotores del aborto.

Santiago Santurio señaló que si bien el resultado pareciera no ser del todo positivo, “porque terminamos teniendo menos legisladores de los que teníamos hasta este año”, por otro lado se observan logros como que “en algunas provincias se pudo meter más legisladores provida de los que se esperaban”.

Además, destacó que en las elecciones generales se lograron mejores resultados que en las previas PASO (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias).

“Se notó claramente un crecimiento del movimiento provida y que el voto celeste, el voto provida, tuvo un gran peso en esto”, destacó.

Además, Santurio recordó el cambio de Mauricio Macri, que durante su gobierno abrió las puertas al debate de la despenalización del aborto y tuvo un ministro abortista, pero que en el periodo electoral “salió con el pañuelo celeste, a decir que estaba a favor de las dos vidas”.

“Esto claramente lo hizo porque vio que sumaba votos y era conveniente ser provida a la hora de las elecciones”, dijo.

“A futuro, los políticos van a saber que estar a favor del aborto les va a restar votos y que conviene hacer una política en valores y que defienda las dos vidas”, añadió.

El director de Votá 2 Vidas señaló sin embargo que los provida en Argentina “por delante tenemos muchísimo trabajo”, pues “la democracia no es solamente participar en las elecciones sino que pasadas las elecciones debemos seguir cerca de los legisladores, seguir cerca del Poder Ejecutivo, seguir controlando, reclamando y sobre todo hacer escuchar nuestras demandas”.

Además, señaló, “tenemos que trabajar más unidos, más organizados, de manera más estratégica, llevando acciones más concretas para que la gente se concientice de la importancia de las dos vidas, defender las dos vidas e ir en contra de la cultura de la muerte”.

“Y sobre todo en oración y con buenas intenciones”, dijo.

“Eso fue clave para lograr el rechazo del aborto en 2018 y es clave ahora para mantener a Argentina en defensa de las dos vidas”, concluyó.

* Publicado originalmente por David Ramos en ACI Prensa

Comentarios

Comentarios