Una mujer embarazada / Pixabay
Una mujer embarazada / Pixabay

El Senado de Dakota del Sur aprobó un proyecto de ley que exige a los abortistas decir a las mujeres que van a abortar que el procedimiento «terminará arrebatando la vida de un ser humano independiente a la madre, formado y único». Además, deben indicar a las embarazadas que abortar conlleva riesgo de depresión e intento de suicidio a posteriori.

El proyecto ahora se enviará al gobernador Dennis Daugaard, quien se espera que lo firme como ley. En la Cámara de Representantes del estado, el texto fue aprobado por 56 votos a favor y 9 en contra, según ha informado LiveActionNews.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El senador republicano Steven Haugaard, autor del proyecto de ley, aseguró que se trata de una medida que tiene como objetivo «transmitir la verdad a una persona que se encuentra en una situación muy grave».

Como era de esperar, la multinacional del aborto Planned Parenthood ha arremetido contra el proyecto de ley y asegura que el texto «va más allá de lo que hemos visto antes, en otros políticos que se han opuesto al aborto en el estado». Asimismo, la filial abortista que se encuentra en Dakota del Sur ha calificado la ley de «extrema».

Sin embargo mientras el gigante abortista y sus socios -que proporcionan información inexacta sobre el desarrollo de los niños no nacidos y niegan su humanidad- se oponen a las leyes de consentimiento informado, los estadounidenses las apoyan firmemente.

También te puede interesar:

Tennessee apuesta por un proyecto provida que prohíbe abortar una vez detectado el latido del corazón

Comentarios

Comentarios