Vincent Lambert quedó parapléjico tras un accidente de moto. /Vivanne Lambert
Vincent Lambert quedó parapléjico tras un accidente de moto. /Vivanne Lambert

La portavoz de Derecho a Vivir, Rosana Ribera de Gracia, ha condenado lo que ha calificado como “asesinato”de Vincent Lambert por parte del equipo médico del hospital de Reims (Francia).

“Los médicos que cuidaban de Lambert pusieron el pasado día 2 de julio en marcha el proceso de su muerte. Vincent Lambert respiraba solo, no necesitaba de una máquina. Los médicos han dejado de alimentarlo e hidratarlo. No lo han dejado morir, lo han matado, lo han asesinado. Han eutanasiado con premeditación a una persona vulnerable, a una persona con discapacidad”, ha declarado Ribera tras conocerse la noticia del fallecimiento.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

“Ahora que ha fallecido Lambert es el momento de entregarse al recogimiento y tal y como han explicado sus padres a través de su abogado. Llegará el día en que pedirán rendir cuentas”, ha asegurado la portavoz de Derecho a Vivir, que ha lamentado que el caso pueda crear jurisprudencia en Francia.

Desde Derecho a Vivir, se han planteado diversas cuestiones en torno a este caso:

  1. 10 días de agonía de Vincent Lambert hasta su muerte no es una muerte digna, como lo llaman algunos, es la eutanasia de un ser vulnerable, es el asesinato de una persona con discapacidad. Es, simplemente, abominable.
  2. Es un argumento capcioso deducir que porque a nadie le gustaría vivir así si le dan a elegir, se debe matar a quien está en esta situación vulnerable.
  3. Los pacientes en este estado que no quieren vivir, generalmente, se abandonan psicológicamente y mueren pronto. No ha sido el caso de Vincent Lambert que ha luchado por seguir viviendo desde su accidente en 2008. De hecho, el pasado 20 de mayo ya se intentó por segunda vez matarlo y ésta fue su reacción cuando sus padres acudieron a despedirle. La duración media de la estancia en una unidad de cuidados paliativos en Francia es de 16 días y él llevaba diez años en una. ¿Realmente estaba en el final de su vida?
  4. Si los médicos le pusieron sedación para que no sufriera mientras moría de hambre y sed, suponían que sentía sufrimiento.
  5. En todo el mundo hay millones de personas que no pueden alimentarse por sí mismas, ya sea por enfermedad o vejez ¿Dejamos de alimentarlos a todos? ¿Los eutanasiamos a todos?
  6. Ojo con las personas mayores, con todas las personas que están en coma, con los tetrapléjicos o personas con discapacidad, con aquellos que tienen enfermedades que pueden ser de larga duración, como el cáncer o el sida… Si aprobamos la eutanasia podemos justificar la muerte o el asesinato de todos ellos… y más.
  7. ¿Qué ser humano es el que ha de decidir que la vida de otro no merece ser vivida? Lambert no dejó por escrito su deseo de que se planificase su muerte. Que cualquier persona no quiera vivir en un estado de discapacidad, no significa que quiera que le eutanasien. De hecho, su mujer no dijo hasta 2013 que esa era la voluntad expresada por su esposo. Si cabe la duda acerca de que el caso de Lambert no es eutanasia, hay que pensar que ha sido un tercero, el Dr. Sanchez, quien tomó la decisión de privar deliberadamente Vincent Lambert de comida y agua para provocar su muerte, para matarlo. Y esto en contra del Juramento Hipocrático para matar a una persona con una discapacidad grave.
  8. La dignidad de  Vincent Lambert y su derecho a la vida, al igual que el de todas las personas, son inalienables. El nivel ético de una sociedad se mide por el cuidado de los más vulnerables. Desde Derecho a Vivir luchamos contra la injusticia y trabajamos por la protección de ciertos valores, como la defensa de la vida de todos los seres humanos, desde su concepción hasta su muerte natural.
  9. Francia ha ratificado la Convención de Naciones Unidas sobre derechos humanos de las personas con discapacidad. Los países que la firman se comprometen a reconocer que estas personas tienen derecho a disfrutar de las mejores condiciones de salud sin discriminación basada en su discapacidad.
  10. El sistema de la Seguridad Social implica contribuir de acuerdo con el nivel de ingresos de un ciudadano y luego recibir atención de acuerdo a sus necesidades. La sanidad pública existe para mantener a personas como Vincent Lambert, aunque esto sea costoso. Además, su atención corría, principalmente, a cargo de la compañía de seguros de su empleador porque el accidente fue de camino al trabajo, así es que este argumento de los costes económicos para todos los franceses, no vale. Y encima parece ser que algunos centros privados especializados en discapacidad se ofrecieron para cuidarlo. La atención que recibía en el hospital de Reims era, según dicen los medios, más cara de lo que sería en un centro especializado, al que sus padres habían pedido trasladarlo. ¿Por qué se les negó si de dinero público se trata? Simplemente se quería abrir el debate sobre la eutanasia con este caso.

También te puede interesar:

Comentarios

Comentarios