Acto de apoyo a Vincent Lambert organizado por Derecho a vivir, que denuncia que va a ser matado por hambre y sed. /DAV
Acto de apoyo a Vincent Lambert organizado por Derecho a vivir, que denuncia que va a ser matado por hambre y sed. /DAV

MADRID, 5 DE JULIO DE 2019.- La plataforma Derecho a Vivir ha denunciado este viernes la retirada de la nutrición del francés Vincent Lambert ante la embajada de Francia en Madrid repartiendo botellas de agua a los viandantes bajo el lema: “Dad de beber al sediento”. 

El pasado 2 de julio, el doctor Sanchez dijo que pararía el ‘tratamiento’ al que está sometido Vincent Lambert, un joven discapacitado que sufrió un accidente de moto en 2008 y necesita la atención básica para alimentarse por medio de un tubo. Desde la plataforma han denunciado que “Lambert no está en la fase final de su vida, no está conectado a ninguna máquina para vivir. Respira por sí mismo y no necesita tratamiento médico alguno. Tan solo requiere los cuidados básicos para comer y beber».

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Esta acción forma parte de una campaña de recogida de firmas puesta en marcha el pasado 4 de julio por la plataforma CitizenGO a la que se han sumado países como  Reino Unido, Holanda, Italia, Canadá, Rusia, México, Argentina, Croacia, Estados Unidos y España.  La campaña ha conseguido más de 51.400 firmas de apoyo en menos de 24 horas.  

“Grito muy fuerte, quieren asesinar Vincent. Esa es la expresión correcta (…) Vincent no está al final de su vida, Vincent no es un vegetal», dice su madre

En ella, los ciudadanos piden al presidente francés Emmanuel Macron que “interfiera inmediatamente en este asunto y salve la vida de Vincent Lambert”. Y añaden: “Apenas nos queda tiempo. Si le quitan el tubo por el que se alimenta se deshidratará y morirá”. 

Viviane Lambert, la madre de Vincent, lleva desde 2008 luchando por mantener con vida a su hijo. El pasado 1 de julio intervino en la ONU con estas palabras:

“Grito muy fuerte, quieren asesinar Vincent. Esa es la expresión correcta (…) Vincent no está al final de su vida, Vincent no es un vegetal. Nunca he visto un vegetal que gire su cabeza cuando le llamas por su nombre. La Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad prohíbe la privación de comida y bebida a los discapacitados. De otra manera, sería una discriminación. En dos ocasiones, este Comité ha pedido a Francia que no maten a Vincent. Pero el el Gobierno francés lo rechaza, viola abiertamente sus obligaciones internacionales”.  Desde Derecho a Vivir afirman que “no dejarán de luchar” por el derecho más básico que tiene el ser humano, el derecho a la vida”.

Comentarios

Comentarios