El martes 16 de julio la multinacional del aborto Planned Parenthood (PP) anunció el despido de su presidente, la doctora Leana Wen, que asumió el cargo apenas 10 meses atrás, en medio de conflictos internos sobre la dirección de la organización.

Wen, excomisionada de Salud de la Ciudad de Baltimore (Estados Unidos), fue nombrada presidente de Planned Parenthood el 12 de septiembre 2018 para reemplazar a Cecile Richards, que dirigió la organización abortista desde 2006.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Según The New York Times, el directorio de Planned Parenthood participó este martes en una sesión de emergencia y aprobó la partida inmediata de Wen.

“Las personas familiarizadas con su salida dijeron que hubo conflictos internos por su gestión y que el grupo sentía que necesitaba un líder político más agresivo para luchar contra los esfuerzos para reducir el acceso a los abortos”, indica el medio de comunicación.

En un comunicado conjunto, los presidentes del directorio, Aimee Cunningham y Jennie Rosenthal, agradecieron a Wen por su tiempo de servicio. También se anunció que Alexis McGill Johnson, miembro del directorio de Planned Parenthood, será la presidenta interina.

Al poco tiempo de hacerse público su despido, Wen dijo en Twitter que su salida fue inesperada y que apenas se había enterado porque la decisión se tomó en una reunión secreta.

“Acabo de enterarme de que el directorio de Planned Parenthood rescindió mi contrato en una reunión secreta”, indicó.

Minutos después, la expresidente publicó un comunicado en la misma red social, para decir que abandona la organización por “diferencias filosóficas” con los presidentes del directorio. 

“Creo que la mejor manera de proteger el aborto es dejar en claro que no es un problema político sino de salud, y que podemos ampliar el apoyo a los derechos reproductivos encontrando puntos en común con la mayoría de los estadounidenses que entienden lo fundamental que es la salud reproductiva”, escribió Wen. 

Planned Parenthood es el mayor proveedor de abortos en los Estados Unidos. En 2016, la organización realizó aproximadamente uno de cada tres abortos

“Me voy porque los nuevos presidentes del directorio y yo tenemos diferencias filosóficas sobre la dirección y el futuro de Planned Parenthood”, continuó. 

Wen fue la primera médico en liderar Planned Parenthood en cinco décadas.

Planned Parenthood es el mayor proveedor de abortos en los Estados Unidos. En 2016, la organización realizó aproximadamente uno de cada tres abortos.

La salida de Wen, sin embargo, se topa con un momento difícil para la industria abortista, pues estados como Ohio, Alabama, Indiana, Luisiana y Missouri han promulgado leyes para restringir el aborto, y en algunos casos prohibir la práctica por completo.

Además, en la última década Planned Parenthood ha visto disminuir su número de clientes. La cantidad de exámenes de detección de cáncer, la distribución de anticonceptivos y los servicios prenatales proporcionados por la organización también se redujeron.

Sin embargo los abortos han aumentado en un 10% desde 2006, a pesar de que Planned Parenthood ha atendido menos clientes.

En junio de 2019 se anunció que la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos dictaminó que entrarán en vigor las nuevas normas de la ley “Title X”, que prohíben que fondos federales financien clínicas de abortos como Planned Parenthood, que perderá 60 millones de dólares provenientes de impuestos.

* Publicado originalmenten en ACI Prensa.

Comentarios

Comentarios