Voluntarios provida en Edimburgo, en una acción de 2018. /Youtube
Voluntarios provida en Edimburgo, en una acción de 2018. /Youtube

El Ayuntamiento de Edimburgo ha rechazado la pretensión de los negocios de aborto en la capital de Escocia. Se trata de la primera vez que un consistorio del Reino Unido no atiende la petición de los grupos pro aborto de impedir a los voluntarios pro vida ayudar a las madres gestantes en riesgo de aborto.

Para llegar a esta conclusión, se configuró un comité formado por miembros del Ayuntamiento, el Sistema Nacional de Salud y de la policía de Edimburgo que determinó que «tal como estaban las cosas actualmente, no había pruebas abrumadoras que sugirieran que las acciones estaban causando una angustia innecesaria y, como tal, no sentían la necesidad de promulgar ninguna medida policial». De hecho, las «vigilias silenciosas» fuera de la Real Enfermería de Edimburgo «a menudo no se notan».

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La Sociedad para la Protección de Niño Prenatal (SPUC por sus siglas en inglés) ha explicado que «las vigilias pacíficas provida ofrecen apoyo práctico, emocional y financiero a las mujeres vulnerables que de otro modo podrían ser forzadas a un aborto».

Así, ha celebrado la decisión al asegurar que «esta es una victoria significativa para el sentido común, la libertad de expresión y, sobre todo, para las muchas mujeres vulnerables que eligen tener a sus bebés con la asistencia de vigilias provida».

La situación en Escocia es diferente de la que se vive en Inglaterra y Gales, dado que en ambas sí hay negocios abortistas, mientras que en ela primera no existen y los abortos se realizan en instalaciones públicas.

La decisión de Edimburgo podría teenr influencia en los casos que se siguen en las localidades de Twickenham y Ealing, situadas en el llamado Gran Londres, donde sí se han impuesto limitaciones a la libertad de expresión de los voluntarios provida.

También te puede interesar:

Rescatada a las puertas de un abortorio, se enfrenta al sistema contra las zonas de exclusión

Comentarios

Comentarios