Imagen referencial / Foto: Flickr de Bart Heird (CC_BY_NC_ND_20)
Imagen referencial / Foto: Flickr de Bart Heird (CC_BY_NC_ND_20)

Desde diciembre de 2015 el artículo 217 del Código Penal alemán tipifica «la asistencia al suicidio como actividad organizada (sea comercial o gratuita)» y quienes contravengan tal disposición se enfrentan a penas de hasta tres años de prision o multas de gran cuantía.

Este artículo trata de poner coto a las organizaciones que -con afán de lucro o no- ejecuten actos de eutanasia en el país centroeuropeo como Sterbehilfe Deutschland o la empresa Dignitas de Suiza.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Los miembros del Tribunal decidieron que no aplicaban una medida cautelar de inaplicaicón del artíuclo mientras se debate su constitucionalidad a instancias de varias agrupaciones de médicos y personas que han reclamado la eutanasia como salida a sus padecimientos.

En 2017, el tribunal Contencioso-Administrativo Federal estableció que en «casos concretos extremos» el Estado no puede poner impedimentos al acceso a las drogas utilizadas para provocar la muerte.

También te puede interesar:

El negocio de la muerte: Minelli, de la nada a millonario con su ONG de “suicidio asistido”

Comentarios

Comentarios