Niño con síndrome de down / Flickr Roberto Ortega

«Una sociedad puede ser juzgada por la forma en la que trata a los más vulnerables: a los ancianos, los enfermos, los discapacitados y los no nacidos«.

Con estas emotivas palabras, el gobernador del estado de Indiana, Mike Pence, ha defendido la aprobación de una ley que prohíbe los abortos de ninos con Síndrome de Down. De esta manera, Indiana se ha convertido en el segundo estado que toma está decisión en Estados Unidos después de Dakota del Norte decidiera proteger la vida de estos ninos.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Según informaciones recogidas por Infovaticana, la ley promulgada por el gobernador Mike Pense prohíbe también el aborto por motivos de raza, sexo o ascendencia. Los promotores de esta ley han asegurado que el objetivo es proteger a los no nacidos de ser asesinados durante el embarazo por tener una discapacidad o una determinada raza.

Pence, que durante toda su carrera ha tratado de promover medidas a favor de la vida, ha defendido que “esta ley se afirma el valor de la vida humana, y por eso la promulgo hoy”. Así lo ha manifestado, en un comunicado enviado a los medios de comunicación.

En este sentido, el senador  de Indiana Travis Holdman considera que esta medida es “una forma de luchar contra la discriminación por razón del sexo, la raza o la discapacidad”. Mientras que la senadora, Liz Brown, que ha trabajado en la redacción de la ley con el senador Holdman, ha denunciado que “muchas familias son presionadas por los médicos para abortar a sus bebés cuando les diagnostican una discapacidad”.

Asimismo, Brown ha asegurado que los no nacidos son miembros de la sociedad, y por consiguiente, tienen los mismos derechos. “Si naces, creemos que tiene los mismos derechos y debe ser un miembro de la sociedad, pero sería más fácil si no hubiera nacido”, ha ironizado la senadora Brown.

Por otra parte, la nueva legislación aprobada por el estado de Indiana, obliga que los cuerpos de los ninos abortados sean incinerados y posteriormente enterrados. Por ello, se prohíbe que los restos de bebés abortados puedan tirarse a la basura o al vertedero.

En 2014 sólo nacieron en España 65 ninos con síndrome de down

La Fundacion Jerôme Lejeune han aseverado que el 90% de los fetos a los que se les detecta trisonomía, 21 son abortados. Y han denunciado que en la actualidad se está produciendo un “auténtico genocidio de los ninos con Síndrome de Down”.

En concreto, y durante el 2014, sólo nacieron 65 ninos con síndrome  de Down en España, de los 609 a los que se les había diagnosticado durante las pertinentes revisiones del embarazo.

Comentarios

Comentarios