Iñigo Urkullu, líder del PNV/ Flickr
Iñigo Urkullu, líder del PNV/ Flickr

El Gobierno Vasco ha manifestado su criterio favorable a la tramitación de la reforma de la ley de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales, con la que se pretende garantizar que estas personas puedan ser reconocidas como tales sin necesidad de acreditar un informe médico al respecto.

La reforma de la ley sobre los derechos de las personas transexuales, registrada el pasado 16 de mayo por todos los grupos del Parlamento Vasco salvo el PP, argumenta que la transexualidad «no es un trastorno», sino que forma parte de la diversidad humana, por lo que, al igual que la identidad sexual, «no se puede diagnosticar».

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El Gobierno autonómico considera que se trata de una reforma legislativa positiva, ya que a su juicio supone un avance hacia «la superación de todas las discriminaciones que se puedan dar por la condición o circunstancias de las personas transexuales».

El Ejecutivo regional vasco ha destacado que la comunidad es pionera «en el principio de no discriminación y libre desarrollo de la personalidad humana y, en concreto, en el respeto a la identidad de género».

Además, el gabinete de Iñigo Urkullu se ha felicitado por el «amplio consenso político» suscitado por esta iniciativa parlamentaria, cuya toma en consideración se votará próximamente en la Cámara vasca.

Iniciativa para despenalizar la eutanasia

Por otra parte, el Gobierno Vasco ha decidido no emitir criterio alguno en relación a iniciativa legislativa a través de la que EH Bildu pretende plantear ante las Cortes Generales la aprobación de una ley estatal para despenalizar la eutanasia.

La propuesta registrada por la coalición proetarra en el Parlamento Vasco plantea modificar el Código Penal para evitar todo «castigo» a aquella persona que «cause o coopere activamente» en la muerte de un enfermo «incurable o con padecimientos difíciles de soportar», siempre que este así se lo pida «expresa, inequívoca y reiteradamente».

El Ejecutivo autonómico ha expresado su voluntad de «no condicionar ni interferir» en la tramitación de esta propuesta, al entender que tiene un «alto componente ideológico», por lo que considera que «la mejor manera» de afrontar este debate es «atendiendo a las posiciones libremente defendidas por los diversos partidos políticos con representación en el Parlamento Vasco».

También te puede interesar:

Paul Hruz: “No se puede cambiar el sexo; lo que se cambia es la apariencia física”

Comentarios

Comentarios