Imagen referencial / Pixabay
Imagen referencial / Pixabay

El próximo 22 de octubre tendrá lugar en el Tribunal Constitucional de Polonia el debate sobre el aborto eugenésico, permitido por la ley, pero a través ddel cual se está acabando con la vida decentenares de personas con síndrome de Down al año.

La ley permite el aborto cuando «los exámenes prenatales u otros datos médicos indican una alta probabilidad de discapacidad grave e irreversible del feto o una enfermedad incurable que pone en peligro la vida».

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Según estadísticas oficiales, más de un tercio de los 1.000 a 2.000 abortos que se realizan en Polonia cada año se realizan en niños con síndrome de Down, es decir, niños cuya discapacidad no pone en peligro la vida.

El pasado mes de diciembre, 119 diputados de la asamblea polaca pertenecientes a tres grupos parlamentarios diferentes se pusieron de acuerdo para elevar al Tribunal Constitucional una cuestión sobre el aborto eugenésico, en el entendido de que viloa cuatro preceptos constitucionales: la dignidad innata e inviolable de la persona humana, el derecho a la vida, la prohibición de la discriminación por motivos de discapacidad y el principio de que la República de Polonia es un estado constitucional democrático.

Esta petición es similar a otra firmada por 107 diputados con anterioridad a las elecciones legislativas de octubre de 2019 y qu eel Tribunal Constitucional dejó sin atender.

Segúin informa el Centro Europeo para la Ley y la Justicia que dirige Grégor Puppink «si el Tribunal Constitucional polaco declara inconstitucional el aborto eugenésico, sería difícil para una futura mayoría parlamentaria revocar esta decisión porque la prohibición de los abortos eugenésicos sería constitucional. Para reautorizarlo, una futura mayoría parlamentaria tendría que reformar la constitución, lo que requeriría una mayoría de dos tercios del Sejm y una mayoría absoluta del Senado en presencia de al menos la mitad de los parlamentarios. Dado que el Sejm se elige por representación proporcional, no es fácil lograr una mayoría de dos tercios».

El Tribunal Constitucional de Polonia nunca antes había considerado la constitucionalidad del aborto eugenésico. En 1997, sin embargo, había invalidado una disposición introducida en 1996 por la mayoría parlamentaria de izquierda poscomunista, que permitía el aborto debido a las dificultades socioeconómicas de las mujeres embarazadas.

Comentarios

Comentarios