El Parlamento eslovaco ha aprobado hoy una ley que obligará a ofrecer la mejor información científica disponible para quien se plantea abortar, de tal forma que tome la decisión con la mayor libertad basada en tener a su alcance toda la información.

Así, será obligatorio que antes de tomar la decisión de abortar, se realice una ecografía, en la que la mujer pueda observar al hijo que lleva en su seno. No s´ñolo eso. También se establece como preceptivo que el ecógrafo utilice todo su potencial, de tal forma que también se oirá el sonido del latido del bebé.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Por otro lado, la ley prevé eliminar la publicidad de los negocios abortistas, bajo pena de multa de hasta 66.400 euros.

De esta manera la propuesta del Partido Nacional Eslovaco, que ocupa un espectro político parecido al de Vox en España, convertiría a este país en el primero en ofrecer por ley esta información básica a las mujeres que se plantean abortar ante un embarazo inesperado.

Eslovaquia ha aprobado la medida a pesar de las presiones ejercidas en las últimas semanas por organismos internacionales favorables al aborto, tanto públicos como privados, como Amnistía Internacional, Marie Stopes o el Comisariado para los Derechos Humanos del Consejo de Europa, que esta misma semana envió una carta para que se rechazase la propuesta.

Sobre esta misma cuestión se ha suscitado recientemente una polémica en España, después de que grupos de la izquierda en la Comunidad de Madrid hayan puesto el grito en el cielo porque una diputada de Voz, Gádor Joya, reconociera que había asesorado a mujeres a las puertas del negocio abortista Dátor de Madrid realizándoles ecografías cuando era la coordinadora de la plataforma Derecho a Vivir a través del proyecto Ambulancia Vida.

También te puede interesar:

Comentarios

Comentarios

Nicolás de Cárdenas fue inoculado por el virus del periodismo de día, en el colegio, donde cada mañana leía en su puerta que “la verdad os hará libres”. Y de noche, devorando los tebeos de Tintín. Ha arribado en su periplo profesional a puertos periodísticos de papel, internet, televisión así como a asociaciones cívicas. Aspira a morir diciendo: "He combatido bien mi combate, he corrido hasta la meta, he mantenido la fe".