Ilustración de la foto que Reuters ha publicado sobre uno de los fetos que había en el laboratorio
Ilustración de la foto que Reuters ha publicado sobre uno de los fetos que había en el laboratorio / AMB

El propietario de International Biological Inc., Arthur Rathburn, está en prisión cumpliendo una condena de nueve años por fraude. Las autoridades de Michigan encontraron cuatro fetos muertos que podrían ser fruto de abortos provocados.

Todo comenzó en el año 2013 cuando el FBI, tras cuatro años de investigación, hizo una redada en la International Biological Inc, y encontraron en los armarios y congeladores un número indefinido de cuerpos, cabezas, brazos, piernas, órganos, torsos y, aparentemente, fetos completos.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Una investigación de los periodistas John Shiffman y Brian Grow de Reuters, ha destapado el escándalo: “Arthur Rathburn almacenó cabezas humanas apilándolas directamente una encima de la otra sin ninguna barrera protectora”, confesaron las autoridades en una presentación ante el tribunal.

Entre los descubrimientos más espeluznantes en el almacén de Rathburn se encontraban cuatro fetos que podrían haber sido abortados en el segundo trimestre de embarazo y cuyas imágenes publicó Reuters.

“Rathburn almacenó cabezas humanas apilándolas directamente una encima de la otra sin ninguna barrera protectora”

El FBI comenzó a informar a los familiares de las víctimas, cuyas partes corporales estaban en los almacenes de Rathburn, con una carta que comenzaba así: “No hay nada que pueda decir que pueda hacerles esta noticia fácil. Como víctima, sin embargo, tienes derecho a saber la verdad… ”

La compañía, según el FBI, tenía una “sala de despiece” dentro del almacén para dividir el cuerpo en partes para su envío, y su propietario, Arthur Rathburn fue declarado culpable de fraude federal y transporte ilegal de materiales biológicos peligrosos, ya que se le acusó de desmembrar cuerpos donados y alquilar partes infectadas con el VIH y Hepatitis B a profesionales.

El hombre acusado alquiló partes de cuerpos humanos para su uso en cerca de 140 cursos de capacitación médica entre 2000 y 2013, fue sentenciado a nueve años de prisión, según recoge MLive.

Rathburn fue contratado en 1984 por el programa de donación corporal de la Universidad de Michigan, que utiliza cadáveres para clases de anatomía e investigación. Ahora que ha terminado el juicio las autoridades están reflexionando sobre qué hacer con los restos humanos encontrados, aunque se plantea la posibilidad de cremarlos, como informa LifeNews.

También te puede interesar:

La Corte Suprema bloquea la publicación de más vídeos sobre el tráfico de órganos de Planned Parenthood

Comentarios

Comentarios

Compartir
Castellano de la Mancha, estudió Letras y Ciencias Políticas, pero se gana la vida como periodista, escritor, gastrónomo y espectador del paisaje y del paisanaje. Colaborador de Actuall.