Una fuerte polémica se ha desatado en el país centroamericano luego de que el presidente del Consejo Dominicano de la Unidad Evangélica (CODUE), Fidel Lorenzo Merán, informara que en las celebraciones religiosas de evangélicos y católicos se leerá una lista de los candidatos a diputados, senadores, alcaldes y a presidente que están a favor del aborto y el matrimonio entre personas de un mismo sexo y se invitará a los fieles a que no voten por ellos. 
Merán aseguró que las iglesias están realizando un «inventario» de esos candidatos y comenzarán a divulgar la lista a partir de marzo con el fin de “orientar a favor de los valores en lugar de los colores”, según dijo en un programa televisivo.
El consejero consideró que evangélicos y católicos tienen una agenda común en estos temas y aseguró que la medida sólo busca orientar a los fieles considerando que “a quienes no les interesan nuestros valores, tampoco debe interesarles nuestro voto”. 
La postura ha sido respaldada por la Fuerza Nacional Progresista (FNP) que expresó en un comunicado como “natural y lógica” esta iniciativa que busca rechazar “en urnas a los políticos que tienen acuerdos para implantar esa agenda externa en nuestro país”.
La FNP ha denunciado en varias ocasiones la existencia de una ofensiva externa, encabezada por el Embajador de los Estados Unidos en el país, James Brewster, para imponer la agenda LGTBI y proaborto en el país.

El lobby gay, también proaborto, asustado ante esta campaña

Sin embargo, políticos del izquierda, miembros de organizaciones LGBTI y feministas, entre otros, han rechazado las medidas al considerarlas un “chantaje” de los evangélicos para posicionar a sus candidatos en las elecciones.
Además,  ven la medida como una violación a la Constitución y a la separación entre iglesia y Estado, aunque la Carta Magna asegura que no debe haber discriminación y que cada quien puede orientar a sus fieles en torno a las ideas que prefiera.
El próximo 15 de mayo se realizará de forma simultánea en todo el territorio dominicano la primera elección en la historia democrática del país donde todas las autoridades públicas serán elegidas de forma simultánea y directa.
Se prevé la participación de 25 partidos politicos que competirán por 4.213 cargos públicos dentro del Ejecutivo y Legislativo, entre los que se encuentran la presidencia y la vicepresidencia; 32 senadores, 190 diputados y 20 representantes con sus suplentes al Parlamento Centroamericano; 158 alcaldes y vicealcaldes, y 1.164 concejales y sus suplentes.
Según la encuesta The Arda (2010) y el Latinobarómetro (2010), el 95% de la poblacion profesa una religión cristiana, de los cuales el 79% son católicos y el 11% de otro credo cristiano.

Comentarios

Comentarios

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora