Los padres de Andrea, la niña gallega a la que se dejó morir / EFE

Cuatro días después de que los médicos retiraran la alimentación artificial, la pequeña gallega de 12 años ha fallecido en Santiago de Compostela. Finalmente, el criterio de la familia y de las asociaciones ‘promuerte’ se han impuesto logrando la muerte de Andrea.

Los padres de Andrea han señalado que su hija «se ha ido en paz y con tranquilidad, sin sufrir», y que su recuerdo «vivirá para siempre» en sus corazones. Estela Ordóñez y Antonio Lago han hecho público a través de su abogado, Sergio Campos, un comunicado en el que aseguran que el desenlace de la niña comenzó el pasado 9 de junio, cuando ingresó de urgencia en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS).

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Han agradecido el apoyo de quienes «en estos días tan difíciles» han estado a su lado, porque de lo contrario «este final hubiera sido, sin duda, aún más duro». Entre sus agradecimientos, han citado a medios de comunicación, al juzgado de familia, al Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga), la Fiscalía y al personal del hospital, así como a diferentes asociaciones. «A todos vosotros, en estos momentos, nuestra más sincera gratitud», han dicho los padres de Andrea, quienes han pedido despedirse de su hija «en familia», y que «este último adiós» se realice en la más estricta intimidad, en compañía de los allegados y seres queridos.

El juzgado de primera instancia número 6 de Santiago recibió una notificación del centro médico en la que se comunicaba la posibilidad de un nuevo tratamiento, consistente en retirar la alimentación y mantener únicamente la hidratación necesaria para permitir la sedación. El juzgado de primera instancia número 6 de Santiago recibió una notificación del centro médico en la que se comunicaba la posibilidad de un nuevo tratamiento paliativo, consistente en retirar la alimentación y mantener únicamente la hidratación necesaria para permitir la sedación.

Tras una reunión con los padres de la niña, el juez de primera instancia Roberto Soto emplazó a la familia y al hospital a mantener una reunión para tratar de llegar a un acuerdo, de cuyo cumplimiento hará ahora un seguimiento el propio juzgado. Finalmente, los médicos cedieron y retiraron la alimentación a la niña. Tras una reunión con los padres de la niña, el juez de primera instancia Roberto Soto emplazó a la familia y al hospital a mantener una reunión para tratar de llegar a un acuerdo, de cuyo cumplimiento hará ahora un seguimiento el propio juzgado. Finalmente, los médicos cedieron y retiraron la alimentación a la niña.

El abogado de la familia dijo que la niña tendría una “muerte digna”, como pedían sus padres, y celebró que finalmente “la cordura” se impusiera y que la petición fuera atendida. Sin embargo, expertos como Nicolás Jouve han dejado claro que no es lo mismo matar a una niña que lo que el letrado ha llamado «muerte digna». El abogado de la familia dijo que la niña tendría una “muerte digna”, como pedían sus padres, y celebró que finalmente “la cordura” se impusiera y que la petición fuera atendida. Sin embargo, expertos como Nicolás Jouve han dejado claro que no es lo mismo matar a una niña que lo que el letrado ha llamado «muerte digna».

Había otras alternativas

Este jueves el doctor Javier Lluna, cirujano pedriátrico del Hospital Universitario La Fe de Valencia, aseguraba que “todos los días veo en mi consulta pacientes sin posibilidades de curación, alimentados por sonda o por gastrostomía, que luchan denodadamente por su vida. En estas circunstancias nadie busca acabar con ella, por muy mal que estén los ninos”, ha subrayado.

Lluna ha asegurado que la sedación evita que “la paciente se entere y sufra, pero eso sí, acelerará su muerte y esa va a ser la causa real de su muerte. A esto se le llama eutanasia pasiva”. Igualmente, el pediatra afirmó que tener una enfermedad grave no quiere decir que estos ninos no se enteren de lo que ocurre a su alrededor.

Comentarios

Comentarios