Como en Madrid y en más de una treintena de ciudades españolas y extranjeras, los ciudadanos se han concentrado en Palma de Mallorca para exigir el cumplimiento del artículo 15 de la Constitución y, con ello, la derogación de la ley del aborto. Entre los más de 150 congregados frente a la sede de la Delegación del Gobierno en Baleares se encontraba la senadora del PP Gari Durán, quien ha expresado en Twitter su “orgullo” por participar en esta Marcha.

La convocatoria de Derecho a Vivir, a la que se ha sumado el Instituto de Política Familiar de Baleares, se iniciaba este domingo a las 12.00 horas, de forma paralela a la Marcha por la Vida de Madrid y al resto de convocatorias. Durante la cita se ha pedido al Tribunal Constitucional que «cumpla con su obligación de impartir justicia y hacer que se cumplan sus propias sentencias».

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora


En concreto, la sentencia 53/1985, de 11 de abril de 1985, sobre la actual ley del aborto, en la que se recoge que «el derecho a la vida, reconocido y garantizado en el art. 15 de la Constitución, es la proyección de un valor superior del ordenamiento jurídico constitucional».

Esta sentencia, leída durante la concentración, afirma que «la Constitución no puede desproteger la vida humana en aquella etapa de su proceso, que es un momento del desarrollo de la vida misma» y que «la vida del nasciturus, en cuanto éste encarna un valor fundamental, constituye un bien jurídico cuya protección encuentra en dicho precepto fundamento constitucional», lo cual se ha recordado a los manifestantes.

La sentencia también señala que «los derechos de la mujer no pueden tener primacía absoluta sobre la vida del nasciturus» y que «el Estado tiene la obligación de garantizar la vida, también la del no nacido, mediante un sistema legal que suponga una protección efectiva de la misma».

Por todo ello, los participantes han exigido que, para respetar y hacer cumplir el artículo 15 de la Constitución, se derogue la actual ley del aborto y se legisle «a favor de la vida».

También han reclamado «abolir el supuesto eugenésico, impulsando de manera eficaz políticas de ayuda a las personas con cualquier tipo de discapacidad y a sus familiares, así como invirtiendo en proyectos de investigación dirigidos al tratamiento de enfermedades graves».

Por último, han solicitado promover políticas de apoyo a la maternidad y a las mujeres embarazadas en situación de riesgo social y que se elabore un plan de adopción nacional «ágil y eficaz».

Con las víctimas de los atentados de París

Como en el resto de Marchas por la Vida, también en Baleares se ha querido acompañar a las víctimas de los salvajes atentados yihadistas en París, perpetrados el pasado viernes, dedicando un minuto de silencio «por las víctimas del terrorismo islámico» y también «por las víctimas del aborto».

Un recuerdo que ha compartido la senadora Gari Durán, que señalaba en defensa de la vida: «Lo que está en juego es la civilización frente a la barbarie».

«Conviene que recordemos qué derechos se ponen en riesgo cada vez que el terrorismo nos golpea: nuestra libertad, y el derecho a la vida, sin el que ningún otro tiene sentido», ha indicado. «Nuestra Constitución está basada en los principios por los que la República Francesa está abanderada«, concluyó su intervención.

Comentarios

Comentarios