La postura de Hillary Clinton a favor del aborto era conocida así como su estrecha relación con Planned Parenthood, la multinacional abortista que vendía órganos de bebés asesinados. Sin embargo, en su carrera hacía la Casa Blanca la demócrata quiere dar un paso más.

En una charla en Iowa, Clinton dijo que se debe cambiar la ley en el país para así poder extender el aborto en todo el mundo sufragado directamente con dinero público de EEUU. Desde 1973, está vigente en el país la Enmienda Helms que prohíbe que la ayuda estadounidense al exterior subvenciones abortos.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

La precandidata a la presidencia dijo que su intención es o bien sortear esta enmienda o finalmente conseguir abolirla para así poder pagar abortos en todo el mundo pues considera que esta práctica debe ser el principal método de “planificación familiar”.

Tal y como recoge LifeNews, Hillary Clinton disfrazó esta política bajo el pretexto de las mujeres que se quedan embarazadas tras ser violadas por terroristas de Estado Islámico.  De este modo, aseguraba estas mujeres “van a ser parias si tienen un hijo de un terrorista o del miembro de la milicia” añadiendo que sus familias las rechazarán.

Los provida responden a Clinton

Por ello, dijo que si no logra acabar con la enmienda trabajará para sortearla “a través de grupos sin ánimo de lucro para proporcionar el apoyo y la atención médica que una gran cantidad de estas mujeres necesitan”.

En la reunión Clinton agregó que está “a favor del aborto porque a lo largo de muchos años he pensado que lo mejor es dejar esta decisión muy difícil en la mujer en particular, su fe, su familia y su médico”.

La demócrata ha encontrado una rápida respuesta en Rebecca Kiessling, una abogada provida que además fue concebida tras una violación. Asegura que esta propuesta de Clinton victimiza a las mujeres por segunda vez. “Las madres que han sido víctimas de violación necesitan ayuda real, no el aborto”, aseguró. Además, añadía que “la justicia debe castigar al agresor no al nino inocente”.

Comentarios

Comentarios