Bill, Hillary y Chelsea Clinton
Bill, Hillary y Chelsea Clinton / EFE

La precandidata demócrata a la Casa Blanca Hillary Clinton se ha comprometido esta semana a defender a la multinacional abortista Planned Parenthood de la nueva ley de Indiana que prohíbe a los médicos practicar abortos si descubren que estos son bajo razones de raza, sexo o discapacidad.

«Defenderé el derecho de las mujeres a tomar las decisiones que ellas quieran con su cuerpo», aseguró Hillary en un acto de campaña el pasado domingo. «Y defenderé a Planned Parenthood contra este tipo de ataques».

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

De hecho, la precandidata demócrata aprovechó su estancia en Indiana para «felicitar a todas las mujeres de este estado, mayores y jovenes, por oponerse contra el gobernador y su legislatura».

La ley que tanto atacó la exprimera dama, que entrará en vigor el 1 de julio, no permite que los médicos aborten cuando sean conscientes de que la madre quiere matar a su hijo por motivo de alguna discapacidad, por el sexo del feto o por su raza.

Entre otras cosas, esta ley está motivada porque en EEUU se aborta en el 90% de los casos de fetos con Síndrome de Down, algo que quiere impedir el gobernador de Indiana.

En Estados como Texas, Nueva York, Arizona, Hawái y Carolina del Norte se facilitan los abortos por motivo de sexo, con especial relevancia en los casos en que el feto es femenino, según las investigaciones del grupo Live Action.

Comentarios

Comentarios