La fiscalía holandesa ha acusado este lunes a una doctora de asesinato tras practicar una eutanasia a una mujer con demencia avanzada. A pesar de que la paciente firmó en el año 2016 una petición para que se llevara a cabo el procedimiento en caso de enfermedad grave, en los últimos meses habría manifestado posiciones contradictorias sobre su deseo de morir, según publica Redacción Médica.

Es la primera ocasión en la que un médico es juzgado por estos hechos desde que se aprobara la ley de la eutanasia en el año 2002. Según la Fiscalía, la doctora «no investigó lo suficiente si la mujer realmente quería poner fin a su vida«.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

No obstante, y a pesar de estar siendo juzgada por asesinato, la Fiscalía no ha pedido pena de cárcel para la médica, puesto que, según reconoce la acusación «actuó de buena fe».

Debate sobre la eutanasia

El caso ha abierto un debate sobre la eutanasia en este tipo de casos y sobre si los médicos deben consultar con los pacientes su deseo a morir en caso de haber firmado una petición expresa.

La familia de la anciana, afectada de Alzheimer, ha mostrado su apoyo a la actuación de la doctora, alegando que su familiar ya no tenía uso de sus facultades. Además, la paciente había rechazado por escrito la posibilidad de recibir tratamientos paliativos y había autorizado a su marido y a su hija a tomar decisiones sobre cuestiones médicas si ella no era capaz.

Comentarios

Comentarios