Ignacio Arsuaga, en la manifestación 'Sí a la Vida' de 2019 en Madrid. / DAV
Ignacio Arsuaga, en la manifestación 'Sí a la Vida' de 2019 en Madrid. / DAV

La plataforma Derecho a Vivir ha estado presente este domingo en la ‘Marcha por la Vida’, celebrada en la capital española. La manifestación ha sido organizada por la red provida ‘Sí a la Vida’, que integra a más de 500 asociaciones dedicadas a defender el derecho a la vida, entre las que también se encuentra la plataforma Derecho a Vivir.

El portavoz de Derecho a Vivir, Ignacio Arsuaga, ha señalado como “primordial” que los partidos políticos promuevan el derecho a la vida. “Se debe derogar la actual ley del aborto y promulgar una ley de protección de la maternidad, de la mujer embarazada y del derecho a la vida de todos los seres humanos desde el momento de la concepción. En ningún caso, permitir el aborto bajo el supuesto del riesgo para la salud psicológica de la madre, el verdadero ‘coladero’ de la ley de 1985”, ha asegurado.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Y ha agregado: “No queremos falsas promesas. Queremos hechos. Y eso empieza por elaborar un programa transversal de ayuda a la mujer embarazada y a la maternidad, con especial foco en las mujeres que se encuentran con un embarazo inesperado y en condiciones socioeconómicas adversas”.

La convocatoria 'Sí a la vida' recorrió las calles de Madrid en 24 de marzo de 2019. /DAV
La convocatoria ‘Sí a la vida’ recorrió las calles de Madrid en 24 de marzo de 2019. /DAV

Unas declaraciones que han coincidido con las de la doctora y también portavoz de Derecho a Vivir, Gádor Joya, quien ha solicitado un protocolo en los centros abortistas para obligarles a dar todo tipo de información a la mujer que va abortar. “Los abortorios deberán proporcionar siempre a la mujer un informe detallado de la ecografía, y permitir que pueda escuchar el latido cardíaco del hijo, cumpliendo con lo prescrito en la ley de autonomía del paciente”, ha defendido.

Y ha insistido: “La información a la mujer incluirían también las técnicas abortivas, los riesgos y las posibles secuelas físicas y psicológicas del aborto, las ayudas públicas y privadas para la maternidad, los centros de asistencia y ayuda a mujeres que no quieren abortar, los procedimientos de adopción y cuantas medidas faciliten la toma de decisiones de la mujer embarazada.

Comentarios

Comentarios